FÚTBOL | La amenaza de bomba en Chamartín

Los clubes han invertido 180 millones en seguridad desde que no hay vallas

Todos los equipos profesionales están obligados a tener tornos y cámaras de vigilancia

En la última década, coincidiendo con la supresión de las vallas y fosos en los estadios españoles, los clubes han invertido alrededor de 180 millones de euros en materia de seguridad en los campos. Todos los equipos de Primera y Segunda están obligados por ley a cumplir una serie de requisitos que son financiados por la Liga Profesional mediante el 10% de ingresos que recibe de las quinielas. Los planes de emergencia de cada estadio deben ser aprobados por los ayuntamientos, la policía y el Consejo Superior de Deportes. En cada campo hay un coordinador de seguridad nombrado por la policía.

Más información
Autopista de seguridad
El Bernabéu se abre hoy gratis
Una trampa mortal eliminada de los estadios en 1994
Graves defectos de San Mamés
Espectáculo en un partido entre amigos

Los planes de evacuación de los estadios están contemplados en el reglamento para la prevención de la violencia en los espectáculos deportivos, aprobado por un Real Decreto del 21 de mayo de 1993, modificado el 29 de junio de 1998. Esta reglamentación incide sobre todo en la figura del Coordinador de Seguridad y en la infraestructura necesaria para la operatividad del sistema de prevención, contenida en la UCO (Unidad de Control Organizativa). Según esta normativa, todos los campos de Primera y Segunda cuentan con un plan de evacuación en caso de emergencia. Este plan está aprobado por los respectivos ayuntamientos de las ciudades de los equipos, la policía y el Consejo Superior de Deportes (CSD).

Como organismo supervisor y controlador del cumplimiento de esta normativa, el CSD cuenta con una comisión de seguimiento que verifica las obras de los estadios. A todos los clubes de la Liga Profesional se les exige la instalación de tornos para acceder a los estadios y un número determinado cámaras fijas y móviles para un circuito cerrado de televisión. A los equipos que asciendan por primera vez a la Liga Profesional se les concede una temporada de prórroga para la instalación de ese material. Los clubes estiman que, en la última década, en este capítulo llevan invertidos unos 180 millones de euros, dinero que sale del porcentaje que recibe de las quinielas, un 10% de sus ingresos totales (55 millones de euros).

Cada club de Primera y Segunda División tiene asignado un Coordinador de Seguridad, nombrado por la policía. Cada jueves previo a los partidos los coordinadores de seguridad de los equipos que se enfrentan supervisan las medidas necesarias. Tras cada reunión se levanta un acta.

La Liga, por otro lado, invierte más de seis millones de euros por temporada en el mantenimiento de las instalaciones y material necesario para la prevención de la violencia en sus estadios. Tres empresas se encargan de este mantenimiento. La empresa I.A.D. se ocupa de la instalación de los tornos de acceso y la firma GADD, de su mantenimiento. Auditel y Philips se encargan de la colocación y supervisión de las cámaras de televisión y de la UCO. La Liga paga el total de estos gastos.

Algunos espectadores evacuan el Bernabéu desde el césped.
Algunos espectadores evacuan el Bernabéu desde el césped.BERNARDO PÉREZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS