Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide dos años de cárcel para un guardia civil acusado de malos tratos

La fiscalía solicitó ayer dos años de cárcel por dos delitos de malos tratos en el ámbito familiar para un capitán de la Guardia Civil, adscrito a la comandancia de Valls (Alt Camp), que agredió a una mujer con la que había mantenido relaciones. Durante la vista oral, que ayer se celebró en el Juzgado de lo Penal número 3 de Tarragona, el acusado, cuyas iniciales son J. M. S. V., reconoció que tiempo atrás había tenido relaciones esporádicas con la presunta víctima y que discutió con ella muy acaloradamente, pero negó que ésta fuese su compañera sentimental, si bien ella vivía en un piso propiedad de J. M. S. V. El hombre está casado y tiene hijos.

La víctima, que no se personó como acusación particular, también aclaró que cuando fue agredida no existía una relación de pareja entre ambos. Esta es la principal baza de la defensa. Tomás Gilabert, letrado del capitán, pide la absolución de su cliente y, en caso de que el juez lo considere culpable, que sea condenado por "una o dos faltas de lesiones". "No había una relación afectiva, no estamos ante un caso de violencia de sexo, sino ante una pelea entre adultos", afirmó. El juicio quedó visto para sentencia.

El mando de la Guardia Civil fue detenido el pasado 28 de agosto en su domicilio por la Guardia Urbana de Tarragona, después de que la mujer denunciase la presunta agresión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 2004