Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ibarretxe defiende en Lleida las diferentes vías de reforma estatutaria de Cataluña y Euskadi

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, exigió ayer respeto hacia las decisiones que adopten los vascos en el futuro en relación con su propuesta de crear un Estado libre asociado a España porque es "el único camino" para acabar con la violencia en Euskadi. Lo dijo en Lleida, donde pronunció la lección inaugural de la apertura de curso del Institut d'Estudis Ilerdencs (IEI), entidad cultural que depende de la Diputación de Lleida.

La conferencia del mandatario vasco, que versó sobre la realidad de Euskadi y los retos para el siglo XXI, fue seguida con mucha atención por el líder convergente, Artur Mas. Ibarretxe, a quien los organizadores del acto dispensaron el tratamiento de "muy honorable", aseguró que "cada pueblo tiene su camino" y, en alusión a Cataluña, afirmó que no entendería que alguien no respetara una decisión de su Parlamento sobre la manera de organizarse y de gobernarse. "Nosotros respetamos los caminos de todos los pueblos y ese mismo respeto lo exigimos para nosotros, los vascos", manifestó.

Ibarretxe dijo que la sociedad vasca está más ilusionada que nunca por decidir su destino y que ahora se ha abierto una puerta que ya nadie podrá cerrar. Añadió que el debate sobre la propuesta de nuevo estatuto para el País Vasco adquiere mayor trascendencia después de que Batasuna haya apostado por la vía política y democrática como única opción para resolver el conflicto vasco. "Ahora", afirmó, "todo el mundo, incluido Batasuna, acepta que el debate político es fundamental y por eso tiene más importancia que nunca el debate que tenemos en el Parlamento vasco y las decisiones que vamos a tomar en los próximos tiempos".

Ibarretxe agregó que a finales de diciembre se debatirá en la Cámara vasca la propuesta de nuevo estatuto político para el País Vasco. Y advirtió: "Aquel que con sus votos impida que el pueblo vasco se pronuncie sobre su futuro a través de un referéndum tendrá que explicarse ante los ciudadanos. Yo no lo haré porque estoy convencido de que este es el camino fundamental para acabar de una vez y para siempre con la violencia y avanzar por un camino que nos lleve a buen puerto".

Tras la conferencia, el lehendakari cenó con Artur Mas en un restaurante de la capital del Segrià. Mas informó a Ibarretxe de la cumbre de líderes parlamentarios la pasada semana en Miravet y sobre el desarrollo de los trabajos de reforma del Estatut.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 2004