Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kmart compra Sears para crear el tercer grupo comercial de EE UU

La cadena acuerda el pago de 8.440 millones de euros para realizar una absorción amistosa

Las cadenas de distribución Kmart y Sears anunciaron ayer un acuerdo de fusión por absorción para crear el tercer grupo comercial en EE UU y poder competir con los gigantes Wal Mart y Target. Kmart pagará 11.000 millones de dólares (8.440 millones de euros) por su rival. El coloso que resultará de la fusión, cuando esté completada en marzo de 2005, contará con 3.450 centros comerciales y tendrá unos ingresos de 55.000 millones de dólares.

La reacción de los inversores fue inmediata. Los títulos de Kmart subieron un 17,34% en la apertura del Nasdaq, hasta los 118,85 dólares, y los de Sears (perteneciente al grupo Roebuck) un 22,5%, hasta 55,38 dólares. Los accionistas de Sears podían escoger entre 50 dólares en efectivo por cada uno de sus títulos o media acción del futuro holding, mientras que los de Kmart recibirán una del nuevo grupo.

La nueva compañía se llamará Sears Holding y su sede corporativa estará en los suburbios de Chicago. Al frente del nuevo gigante estará Edward Lampert -actual presidente ejecutivo de Kmart- y Alan Lacy -actual presidente ejecutivo de Sears- ocupará el puesto de vicepresidente y consejero delegado. Lambert será la figura clave en el futuro holding, al controlar 42 millones de títulos de Kmart y 31 millones de Sears. Con la operación ganó ayer cerca de 1.000 millones de dólares de una tacada.

El poder en el Consejo de Administración de la compañía fusionada quedará en manos de Kmart, que controlará siete de los 10 puestos ejecutivos. La fusión no afectará a las marcas asociadas a la cadena Kmart, como Martha Stewart, Everday o Sesame Street. Lambert aseguró que la integración de los dos negocios es "extremadamente atrayente para los clientes, socios y accionistas, al crear un líder poderoso en el sector de la distribución".

Las perspectivas para Kmart han cambiado radicalmente en los últimos dos años. La cadena de distribución se declaró en quiebra a comienzos de 2002, lo que le obligó a cerrar 600 centros y despedir a 57.000 empleados. En mayo de 2003 superó la bancarrota y durante el último año siguió con las desinversiones, con ventas de activos a Sears y HomeDepot. Con la fusión, las dos compañías tendrán unos ingresos de 55.000 millones de dólares anuales y esperan ahorrar 500 millones durante los próximos tres años.

Sears vende electrodomésticos mientras que Kmart funciona más como una gran tienda de descuento. Sus promociones están cada vez más enfocadas hacia la creciente población hispana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de noviembre de 2004