Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

35 'socias' sin asociación

La celebración de los 25 años de las Mujeres de los Lunes, que ayer se reunieron conforme a su rutina semanal, será el próximo sábado. Las 35 mujeres que pertenecen a la tertulia están convocadas, incluidas aquellas que ya no residen en Sevilla pero que se desplazarán para la ocasión. "Aunque dejes de ir un tiempo, se crea un vínculo entre nosotras y las que están fuera, cuando vienen a Sevilla, vienen a los lunes", explica Charo Muelas.

Además del banquete al que sólo acudirán las tertulianas en el restaurante, se ha organizado una fiesta a partir de las 20.00 a la que han invitado parejas, allegados y amigos. Una convocatoria lúdica, al igual que la mayoría de las actividades que han organizado en estos años. "Hubo intentos de hacer una asociación, pero nos hubiera dividido", argumenta Amparo Rubiales. "Esto es el soporte vital de mujeres progresistas", resume.

Lo único que prosperó y se acabó consolidando fue una iniciativa de Carmen Gago a principios de los ochenta. Gago peleó hasta lograr que les adjudicaran una caseta propia en la Feria de Abril. Aquello causó extrañeza. No había ninguna caseta en manos de mujeres. Ahora tampoco.

Por lo demás, han organizado viajes y escapadas con alguna frecuencia (Bruselas, Doñana, Madrid o Sanlúcar) pero su razón existencial sigue siendo juntarse una vez a la semana con mesa y mantel en medio para hablar de lo divino y de lo humano. Las han acusado de actuar como un lobby, sobre todo en épocas en las que coincidieron mujeres con gran peso institucional, pero rechazan tal etiqueta. "

Los hombres no son capaces de entenderlo porque no pueden relacionarse así", concluye Rubiales.

En realidad, se asemejan más a una panda de amigas que han afianzado sus relaciones con los años, aunque no todas las que han pasado por la mesa de los lunes han permanecido. "No es fácil entrar, siempre digo que las nuevas tienen mucho mérito porque éste es un núcleo consolidado", precisa Rubiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de noviembre de 2004