Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de ocho kilómetros en un complicada zona geológica

La empresa titular de la concesión explotará el túnel y también un tramo en territorio español (19,8 kilómetros) y otro en territorio francés (24,6 kilómetros). Las obras que ahora se inician son la galería de acceso en la zona intermedia del futuro túnel, la de mayor complicación geotécnica, y las de apertura de la boca sur, por donde entrarán las tuneladoras que construirán las dos galerías, una para cada vía. Habrá, además, 41 galerías de seguridad y otras cuatro de equipamientos. El trazado incluye nueve viaductos, cinco de ellos en territorio catalán.

El gran túnel doble que cruzará los Pirineos tiene una longitud de 8,3 kilómetros, y en esa zona se han detectado varias fallas que aconsejan la ejecución de una galería de reconocimiento previa para evaluar el estado del terreno.

La empresa prevé 34 trenes de viajeros al día en 2009 y 49 en 2018. Respecto al tráfico de mercancías, los estudios prevén la posibilidad de inaugurar la línea con un flujo de 24 trenes al día, que ascenderían hasta 52 en el año 2018. El precio del billete para los viajeros del tramo entre Figueres y Perpiñán podría ser de entre 4 y 6 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de noviembre de 2004