Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maragall asegura que la independencia y la España federal no son antagónicas

"Cataluña ya es independiente". Así respondió ayer el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, a una pregunta sobre si le gustaría ser el presidente de una Cataluña independiente. En una entrevista en COM Ràdio, Maragall dijo ayer: "La independencia no es contradictoria con la España federal", y añadió que él es partidario de "una Cataluña lo más libre y plena posible", aunque puntualizó que "hay gente que quiere más independencia".

El presidente catalán también se refirió a la polémica sobre las banderas y los símbolos nacionales suscitada a raíz del triunfo de la selección catalana de hockey en el Mundial B. Maragall declaró que la bandera española está basada en la catalana. "La bandera española es la mitad de la catalana", dijo, no sin antes aclarar que la catalana es la que más le gusta. Y se reafirmó en sus palabras insistiendo en que la senyera representa también a la bandera española.

En la entrevista, el presidente de la Generalitat declaró que "los nacionalistas siempre se apropian de alguna forma de símbolos que son de todos" y reconoció que "sorprende que un gobierno que no se autodenomina nacionalista haga todos estos gestos de afirmación nacional", en clara referencia a los actos institucionales de homenaje al ex presidente de la Generalitat Lluís Companys y la conmemoración del 25º aniversario del Estatut. Sin embargo, señaló que el Ejecutivo catalán sólo intenta "interpretar el sentimiento de la gente".

Nada acordado

Pasqual Maragall echó balones fuera cuando se le preguntó sobre la inclusión del derecho de autodeterminación en el nuevo estatuto. "No hay nada acordado", dijo el presidente, quien insistió en que "no está dicho" que el término aparecerá en el texto. Sin embargo, aseguró al respecto que "sobre la mesa hay temas que ningún partido catalán y por descontado tampoco el PSC se niega a debatir".

Asimismo, declaró que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le llamó por teléfono para preguntarle sobre su presencia en la final de la selección de hockey sobre patines en Macao (China) el pasado 23 de octubre. "¿Lo del hockey, qué?", inquirió el presidente del Gobierno español a su homólogo catalán.

Al respecto, Maragall explicó que "el hockey es un deporte que fue inventado casi en Cataluña, igual que fue inventado el rugby en Gran Bretaña y por eso a nadie le extraña que haya cuatro equipos nacionales allí". Pasqual Maragall limó asperezas y elogió el talante tolerante de Zapatero hacia este tipo de expresiones nacionalistas, asegurando que desde hace tiempo era "evidente" que el presidente del Gobierno "tenía este carácter" y que por ello los socialistas catalanes fueron "de los primeros en apoyarle".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de octubre de 2004