Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONVIVENCIA EN LA ESCUELA

Los alumnos no piden ayuda a sus profesores

El acoso escolar está a la orden del día en los colegios. Casi el 3% de los alumnos padece problemas graves de esta índole y las edades de más riesgo de sufrir bullying (ser víctima de violencia física o psicológica por parte de compañeros de forma permanente) son de los 13 a los 15 años. Así se afirma en el estudio del Instituto de la Juventud, titulado Prevención y lucha contra la exclusión desde la adolescencia. La violencia entre iguales en la escuela y en el ocio. Pero las víctimas permanecen calladas. Uno de cada tres estudiantes de ESO afirma que "nunca pediría ayuda a sus profesores si sufre situaciones de violencia"; el 37% considera que si no devuelve los golpes que le dan "es un cobarde", y el 39% cree que "si un amigo suyo agrede a otro debe ponerse de su parte". Además, el 16% de los encuestados reconoce que participa en exclusiones (como insultar o aislar a un compañero) y en agresiones psicológicas.

La ridiculización con motes (8%), aislamiento (7,2%) e insultos (7%) son las más frecuentes. El porcentaje de alumnos que declara que les pegan a menudo es del 1,8%, y los que dicen recibir amenazas, el 2%.

Los autores del informe plantearon a los estudiantes la siguiente pregunta: "¿Consideras que una persona debe dejar a su pareja en caso de que ésta le agreda?". El 94,5% respondió que sí, pero el 46% dijo que no si esa pareja estuviera casada y tuviera hijos. En estas respuestas, los alumnos en los que se había detectado la tendencia a maltratar a sus compañeros no entendían por qué la víctima tenía que dejar al agresor.

Según el estudio, los agresores suelen tener una relación con el profesorado y el aprendizaje peor que el resto de compañeros. Entre los agresores hay tres tipos de razonamiento: de venganza, de percepción de las relaciones en términos de dominio y sumisión y de identificación del cobarde y el chivato en una situación de acoso escolar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de octubre de 2004