Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tribunal de París ordena que un consejo estudie la expulsión de tres alumnos sijs

Un tribunal francés ordenó ayer la celebración de un consejo de disciplina en un instituto de las afueras de París para que decida sobre el caso de tres alumnos sijs que han sido excluidos de las clases desde el comienzo del curso por cubrir con un turbante el cabello que su confesión, fundada en el siglo XV, les prohíbe cortar. El consejo deberá decidir si expulsar o readmitir a los tres alumnos en virtud de la aplicación de la ley del laicismo que prohíbe en los centros escolares públicos todo tipo de signo religioso ostentoso.

El tribunal considera que la exclusión de las clases de los tres alumnos sin que estos hayan podido defenderse ante un consejo de disciplina constituye una "falta grave y manifiestamente ilegal a los derechos a la defensa". La orden establece que la responsable del liceo, Louise Bobigny tendrá que "constituir el tribunal en un plazo de 15 días".

Uno de los tres alumnos afectados declaró ayer que un consejo de disciplina es "el único medio" de hacer valer sus derechos y que, en su caso, solicitará al consejo el poder volver a clase llevando en lugar de un turbante otra prenda tradicional de color negro llamada keski, más delgada y discreta. "Es la máxima concesión que podemos hacer", añadió.

Al menos siete adolescentes han sido expulsadas esta semana por llevar el velo islámico en cumplimiento de la ley del laicismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2004