Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carbonell destaca la importancia del juego y el humor en la educación

El director de Cuadernos de pedagogía y profesor de Sociología en la Universidad de Vic, Jaume Carbonell intervino ayer en la segunda jornada del XI Congreso estatal de Cooperativas de la Enseñanza, que se celebra en Alboraia, para reivindicar el papel del juego, el humor y la observación como herramientas básicas del educador. Frente a la comodidad de repetir lo mismo cada curso, Carbonell contrapuso romper con las rutinas, "invertar algo nuevo" y "poner imaginación, pasión y creatividad".

En el apartado de críticas, Carbonell apuntó a las reformas curriculares tecnocráticas, uniformes, centralizadas, y "para todos igual", y a la creciente burocratización de los centros, que están convirtiéndose en "entornos muy artificiales, donde no hay lugar para lo imprevisto". El director de Cuadernos de pedagogía rechazó una escuela dedicada a resolver problemas urgentes, pero no importantes, que dejan de lado el diálogo sobre los temas de fondo.

Antes que la gratuidad de los libros de texto, Carbonell defendió dotar a los centros de buenas bibliotecas, y criticó la "prematura fragmentación del discurso" y la excesiva "especialización dentro de la escuela básica obligatoria" porque, en su opinión, "desvirtúan el sentido global del equipo, del proyecto educativo".

Decálogo del buen profesor

Carbonell concluyó su intervención con un decálogo, que podría definirse como del buen profesor: "Aquel que conoce la infancia y la juventud a la que educa"; "culto y con experencia de la vida"; con una formación y visión global antes que un especialista; reflexivo e innovador; suministrador de fuentes de información y orientador del conocimiento; apasionado, que comunica afectividad; autónomo, con autoridad para convertir las dificultades en posibilidades educativas; capaz de renovarse de modo permanente; socialmente comprometido contra la exclusión escolar, y con una educación digna y de calidad para todos, y cooperativo, que forma parte de una red.

El congreso de cooperativas de enseñanza cuenta con grupos de trabajo, en uno de los cuales, dedicado al nuevo proyecto legislativo en el que trabaja el Gobierno, participó ayer Miguel Soler, secretario de Educación de los socialistas valencianos. Soler abogó por aumentar las horas de trabajo en el centro y las actividades complementarias, por implantar un plan de refuerzo para los meses de verano, y por alcanzar un reparto equitativo de los alumnos con dificultades especiales entre todos los centros sostenidos con fondos públicos.

Como objetivo para el bachillerato, fijó el aumento de la escolarización para alcanzar los índices europeos por medio de una estructura más flexible; "esto significa ofrecer menos parte obligatoria y más posibilidades para la opción". Soler aseguró también la nueva normativa incluirá el Estatuto de la Función Pública Docente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de octubre de 2004