Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los eurodiputados podrán usar el catalán en la Cámara, pero no tendrán traducción

El Parlamento Europeo permitirá a los eurodiputados hablar durante las sesiones plenarias en una lengua no oficial de la Unión Europea (UE), lo cual incluye el catalán, el euskera y el gallego, aunque no habrá traducción ni constará en acta. Así lo anunció ayer la Eurocámara a través de un comunicado, en el que informó de la decisión tomada por unanimidad el pasado miércoles en una reunión encabezada por el presidente del Parlamento Europeo, el socialista Josep Borrell.

De acuerdo con esta decisión, "se informará a los diputados que opten por el uso de una lengua no oficial de que sus intervenciones no se interpretarán ni se recogerán en el acta literal de la sesión, aunque, si desean proseguir, podrán hacerlo durante el tiempo de uso de la palabra que tengan asignado".

Diversos europarlamentarios ya habían expresado su deseo de que se aplicase de manera flexible el reglamento para poder expresarse en su lengua en el pleno. En este sentido, el Gobierno español ya ha pedido la modificación del reglamento de usos lingüísticos de la UE para que el catalán, con el gallego y el euskera, sea lengua oficial en los órganos comunitarios.

Esta decisión se produce después de que el pasado 21 de septiembre el presidente del Parlamento Europeo dijera ante los periodistas que en la Eurocámara "ni se quita ni se quitará la palabra a quien hable en catalán". Josep Borrell dijo ya entonces que a quienes utilizan idiomas no oficiales se les advierte de que no hay traducción y de que sus palabras no constarán en acta. Borrell también anunció que se abriría un debate en la Mesa del Parlamento, cuyo resultado se hizo público ayer y ratifica la idea expresada por el presidente de la Cámara. Asimismo recordó que existe un reglamento lingüístico en la Eurocámara sobre los idiomas oficiales y que si algún día cambia tendrá que ser con la aprobación del Consejo de la UE, es decir, de los gobiernos.

Confusión lingüística

La polémica sobre el uso de las lenguas no oficiales en los órganos de la UE tuvo su punto álgido el pasado 15 de octubre, cuando el eurodiputado de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Bernat Joan empleó el alemán en su turno de palabra y el vicepresidente del Parlamento Europeo, el portugués António Costa, le pidió que se expresara en una de las lenguas oficiales de la UE porque creyó que Joan estaba hablando en catalán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de octubre de 2004