Denunciada una empleada en Cáceres por maltratar a una anciana en una residencia

Una auxiliar de la residencia Nuestra Señora de Sopetrán, en Jarandilla de la Vera (Cáceres), fue despedida el pasado miércoles después de que médicos del Servicio Extremeño de Salud hallaran señales de agresiones en una anciana de más de 80 años. La Junta de Extremadura instó a la residencia a apartar a la empleada del trato directo con los ancianos y a denunciar el caso en los juzgados, pero el centro además ha decidido despedirla. En esta residencia fallecieron cuatro ancianos en diciembre pasado tras un brote de salmonelosis.

La anciana había mostrado miedo a ser atendida por la auxiliar despedida y había comentado a otros ancianos y empleados las agresiones de las que era objeto, según fuentes cercanas al caso. La Consejería de Bienestar Social de la Junta pidió primero a los médicos de la localidad que revisaran el estado de la anciana. "Inmediatamente se mandó una inspección que corroboró el diagnóstico de los médicos", explica Juan Carlos Campón, director general de Servicios Sociales de la Junta.

La directora de la residencia, Isabel Bautista, confirmó el despido y la denuncia por malos tratos. La auxiliar, S. P., declinó ofrecer su versión sobre lo ocurrido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de octubre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50