Crítica:SIGNOSCrítica
i

Una rica variedad de registros narrativos

Julio Manuel de la Rosa (Sevilla, 1935) ocupa un lugar significativo entre los narradores españoles de la segunda mitad del siglo XX. Cuentos y relatos de este escritor forman parte de distintas antologías españolas y extranjeras, como Los andaluces cuentan. 22 narradores de hoy, Nouvelles du monde entier, Manifiesto español o una antología de narradores... Ediciones Espuela de Plata acaba de publicar en Sevilla una antología de sus cuentos que abarca el periodo comprendido entre 1963 y 2001.

Los 13 cuentos seleccionados muestran la rica variedad de registros de la literatura de De la Rosa. Basten dos fragmentos. El primero pertenece a La columna (1982). "El ayudante de campo, perteneciente a la más alta nobleza de la nación, contemplaba hipnotizado el rostro del General. No pudo menos que evocar, en aquellas penosas circunstancias, la llegada del General a la ciudad donde ambos se conocieron, su figura rodeada por la creciente leyenda, aquella ciudad instalada en el frío desde octubre a junio, cuando la histórica revuelta, fuego y dinamita, la presencia de los legionarios y el General (por entonces muy joven) montado en el caballo blanco, regalo (decían) de un gran jefe del desierto. Con cierto disimulo aristocrático, el ilustre ayudante de campo hizo la señal de la cruz".

ANTOLOGÍA DE CUENTOS

Julio Manuel de la Rosa

Ediciones Espuela de Plata

216 páginas. 15 euros

El relato Sobre la luz y el agua (2001) bucea en la Sevilla de 1599. "La verdad es que el niño vino al mundo en un tiempo de muchas desdichas, recién muerto el Gran Rey y un poco antes de las inundaciones, cuando el río se salió de madre y la riada más grande de todos los tiempos cayó sobre la ciudad como otro castigo del cielo. El niño nació en una casa humilde de la calle Gorgoja y los padres eran personas decentes y de buenos sentimientos, méritos más que suficientes en esta ciudad que entre ladrones, zascandiles, cantamañanas, putas, eclesiásticos, moriscos, soldados y viajeros para el Nuevo Mundo juntaba ciento cincuenta mil almas".

De la Rosa ha publicado varias novelas. La última, Un país al que llaman vida, ha recibido el Premio Ateneo de Valladolid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de octubre de 2004.