Protesta de los pequeños accionistas de Grand Tibidabo

Varias decenas de pequeños accionistas de Grand Tibidabo permanecieron ayer durante toda la mañana frente a la sala de vistas del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Barcelona. En ella se celebraba la junta que decidía la liquidación de la empresa, en quiebra desde 1999. Al mediodía llegó la deseada noticia: el convenio no había sido aprobado, por la oposición del principal acreedor, la Agencia Tributaria. De esta forma, continuarán las diligencias para volver a agrupar en el activo de la empresa los bienes que fueron desgajados de forma fraudulenta. "Queda un camino largo, pero los obstáculos poco a poco se van despejando", afirmó uno de sus representantes.

EFE
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS