OPINIÓN DEL LECTOR
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Reacción católica

Como si del apocalipsis se tratara, así están actuando los reaccionarios católicos de siempre con respecto a los nuevos cambios sociales que se nos avecinan: las bodas entre homosexuales y la adopción de niños por parte de éstos, las investigaciones con células madre, el debate sobre la eutanasia y la salida de la religión como asignatura evaluable en los colegios, entre otros, son vistos por esta gente como la perdición del mundo.

Como si no hubiese temas más lamentables y catastróficos, de los que ellos mismos son partidarios, como puede ser el silencio de la curia católica ante los abusos sexuales de sus propios integrantes y las barbaridades que ellos mismos han dicho sobre el preservativo con tal de que no se use para evitar los contagios de sida, y todo ello sin que se les caiga la cara de vergüenza.

¡Cómo vamos a querer las personas libre-pensantes que se financie con nuestro dinero la enseñanza católica en los colegios públicos, si esa misma enseñanza va contra las reglas democráticas basadas en el derecho de igualdad!

Aquí no se trata de obligar a nadie a hacer algo que no desee, sino de dar la posibilidad a otras personas con otros pensamientos y con otra forma de ver la vida a que se desarrollen en su vida personal. Es posible que los católicos reaccionarios no entiendan que hay vida después del catolicismo, pero si hay algo fuera de esa religión es precisamente eso, vida.

No se trata de quitar derechos a los creyentes de cualquier tipo de religión, ustedes podrán seguir ejerciendo su religión, pero también habrá derechos para quien no comulgue con sus piedras de molino.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS