Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Monteseirín anuncia una inversión de 62 millones en mejoras en los barrios

La regeneración y recepción de barriadas se sufragará con patrimonio municipal de suelo

El Ayuntamiento de Sevilla invertirá 62 millones de euros entre 2005 y 2007 para llevar a cabo el Plan de Regeneración y Recepción de Barriadas, un compromiso del programa electoral con el que los socialistas ganaron las elecciones municipales de mayo de 2003. Según anunció ayer el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, el gobierno municipal destinará a este proyecto el 27% de los recursos del Patrimonio Municipal del Suelo.

El Plan de Regeneración y Recepción de Barriadas implicará, según Monteseirín, abordar "de una vez por todas" los problemas urbanísticos, económicos, sociales y ambientales que padecen muchos barrios sevillanos, tanto en el centro histórico como en las zonas de la ciudad que se desarrollaron durante el siglo XX.

En concreto, el alcalde habló de los barrios que nacieron durante los años 20 y 30, con motivo de la celebración de la Exposición Iberoamericana de 1929, como Heliópolis, El Porvenir, Nervión, Pedro Salvador, Ciudad Jardín o Cerro del Águila. Pero el plan contemplará también muchas zonas creadas entre los años 60 y 70, "fruto de una emigración masiva del ámbito rural de la provincia a la ciudad", como San Pablo, Juan XXIII, Parque Alcosa, Polígono Sur y Polígono Norte; y los "barrios de autoconstrucción", como Palmete, Padre Pío y Torreblanca.

El crecimiento de la ciudad, la presión del tráfico y la antigüedad de las urbanizaciones han agravado la situación de estos barrios en la última década, según expuso Monteseirín, quien señaló la existencia de "fuertes déficits" de infraestructuras y espacios libres. El alcalde se comprometió ayer a que el pleno municipal apruebe la ejecución del plan antes del próximo 30 de diciembre para que las obras empiecen a principios de 2005.

Para sufragar los 62 millones de euros en los que se ha presupuestado el plan, el Ayuntamiento se amparará en la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía, que autoriza a los municipios a utilizar el patrimonio público de suelo para financiar actuaciones de "mejora, conservación y rehabilitación de zonas degradadas o de edificaciones en la ciudad consolidada". El patrimonio municipal de suelo de Sevilla ascendía el 31 de diciembre de 2003 a 232 millones de euros y el Ayuntamiento se propone a destinar el 27% al plan de regeneración y recepción de barriadas, una decisión que ya ha recibido el visto bueno de los servicios jurídicos municipales.

Estas obras, además, suponen, según Monteseirín, "ejecutar ya casi" el 35% de las actuaciones previstas en este ámbito en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), aprobado inicialmente el pasado mes de junio y que prevé más de 200 actuaciones y una inversión de 181 millones en obras directas de reurbanización.

El gobierno pretende adelantar así en los dos próximos años gran parte de las obras de infraestructuras, equipamientos, conservación y renovación urbana previstas por el PGOU, incluida la recepción de muchas barriadas que aún no disfrutan de servicios municipales, "a fin de acabar con situaciones de verdadera desigualdad mantenidas y agravadas con el paso de los años", aseguró el alcalde.

El programa electoral con el que el PSOE concurrió a las últimas elecciones municipales habla a impulsar "el mayor programa de rehabilitación que se haya desarrollado en Sevilla", para lo cual se hablaba de invertir 300 millones de euros a lo largo de 15 años. Para financiar el plan, el programa socialista contaba con la participación, "en pié de igualdad", de la Junta y con "reiterar las exigencias necesarias" al Gobierno central para que ejecute obras de su competencia "muy necesarias" en barrios de la ciudad, como el cubrimiento de los canales o el bulevar de Bellavista. Asimismo, tanto el PSOE como IU, sus socios municipales en el gobierno local, apostaron en la campaña por recepcionar las urbanizaciones y los barrios que no disfrutan de todos los servicios municipales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de octubre de 2004