Justicia repartirá 660 ordenadores portátiles a todos los jueces y fiscales

El Departamento de Justicia de la Generalitat gastará en los próximos cuatro años 15,8 millones de euros para instalar más de 7.091 nuevos ordenadores de última generación en todos los juzgados y tribunales de Cataluña. El proyecto Iuscat, que es como se llama la iniciativa, prevé también que todos los jueces y fiscales dispongan de un ordenador portátil para facilitar su trabajo. En total, otros 660 aparatos.

Ese es al menos el deseo expresado ayer por el consejero de Justicia de la Generalitat, Josep Maria Vallès, tras firmar un acuerdo con Caixa Renting, una filial de La Caixa que será la suministradora de los ordenadores y de su mantenimiento en régimen de renting. El proyecto prevé también la incorporación de 93 nuevos servidores para gestionar el tráfico de información y otros 2.614 ordenadores serán reconfigurados. Los 5.243 aparatos que se retiren acabarán en las aulas y los talleres de las cárceles para que los presos puedan aprender informática.

Los ordenadores portátiles de los que dispondrán jueces y fiscales les permitirá el acceso a una red general de datos. Ahora falta por ver si la iniciativa contribuye a cambiar los hábitos ancestrales de una parte de estos profesionales, extensivos a otros compañeros, y que se visualizan en el hecho de que en muchos juicios el secretario judicial aún toma las notas con bolígrafo y papel.

La modernización de la red informática que pretende la Generalitat también prevé en un futuro que el expediente tradicional en forma de legajo voluminoso acabe en un expediente digital y que el ciudadano pueda conseguir certificados utilizando la informática. Otro objetivo es que en el plazo de ocho meses se pueda solicitar abogado de oficio por Internet.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS