Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Apuntes

Una asociación para emprendedores

"Creo ante todo en la cooperación empresarial", dice Miguel Á. Juan, un ex empleado de IBM en Valencia que un día dejó su flamante trabajo para crear una empresa propia, Selling Soluciones; la cual junto a otras cuatro microempresas, dio lugar a Xarxa Oberta con la aspiración de una referencia del sector del desarrollo del software libre en varias autonomías. Desde la presidencia de AVAN I+E, red que agrupa a 52 empresas nacidas al amparo del Programa Ideas de la Politécnica de Valencia, acaba de firmar un convenio con el rector en funciones, Javier Sanz, para "fomentar la colaboración entre grupos de investigación de la universidad con las empresas que la integran". El convenio contempla además la colaboración en el desarrollo de proyectos y actividades conjuntas en el área de la cooperación técnica, la asesoría a empresas y la transferencia de I+D+i, además de intercambio de publicaciones y materiales de investigación y docencia.

De entrada, el próximo viernes 8, la asociación tiene previsto celebrar una miniferia con el objetivo de presentar de manera individualizada a cada una de las empresas y relacionar sus experiencias con los diferentes grupos de investigación de la Politécnica. En general, las 52 pymes que integran AVAN I+E son empresas pequeñas de entre 6 y 14 empleados con un nivel de facturación que va desde los 150.000 euros a los 4 millones de euros, dando trabajo en conjunto a 600 empleados. Para el rector Javier Sanz, tanto el Programa Ideas como la asociación suponen la consumación de que "emprender es posible".

Como demuestra Tomás Sivera, desde la empresa Solutel, cuando afirma que: "Hay que hacer buenas redes... No hacer papel...".

O como Carlos Estellés, y Mónica Bordanova, ingenieros informáticos que igual crean un separador de basuras que una serie de juegos educativos innovadores o convierte un dibujo en un muñeco que se comercializa en grandes almacenes. "Quienes me conocen me piden que invente cosas", dice Estellés. Y en ello está, como Jesús Martínez Tormo de Somnis Animació, quien reconoce que: "La gente de la animación ve nuestros trabajos y se impresiona".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de octubre de 2004