Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Washington defenderá su ley antiterrorista

El Departamento de Justicia estadounidense se está planteando la posibilidad de recurrir la decisión de la corte del Distrito de Nueva York contra el paquete de medidas legislativas antiterroristas introducidas a raíz del 11-S y conocido como Patriot Act. Esta opinión judicial pide que se bloquee el poder que tienen los agentes del FBI para hacerse con datos personales confidenciales de los clientes de empresas como distribuidores de Internet, servicio postal, compañías de seguros o agencias de viajes.

El secretario de Justicia, el fiscal general John Ashcroft, dijo ayer desde Scheveningen (Holanda), donde participó en una reunión con los ministros de la UE, que sus servicios están estudiando los detalles del dictamen del juez Victor Marrero, aunque señaló que "lo más seguro" es que la Administración de Bush "apele" la decisión hecha pública el miércoles. "Creemos que el Patriot Act es plenamente compatible con la Constitución", remachó.

Ashcroft restó importancia a la opinión judicial al decir que "existen centenares de jueces de distrito" como el juez Marrero y señaló "que ésa es su visión" del Patriot Act. "Nosotros seguiremos utilizando en EE UU todos los instrumentos que tengamos a disposición para luchar contra el terrorismo", reiteró. Pero la opinión de Victor Marrero es rotunda, al decir que la ley viola la primera (libertad de expresión) y cuarta (protección de la vida privada) enmiendas de la Constitución. El juez Marrero concluye que "el estado de guerra no es un cheque en blanco para el presidente".

[Por otro lado, el escritor británico Salman Rushdie instó el miércoles al Congreso estadounidense a retirar un artículo del Patriot Act que permite a las autoridades federales vigilar la compra de libros y los prestamos en bibliotecas, según informa France Press].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 2004