Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Aguilar asegura que la dispersión de presos seguirá "hasta derrotar definitivamente a ETA"

La dispersión de los presos etarras se mantendrá "hasta que ETA no haya desaparecido enteramente de la realidad española", hasta que "no hayamos conseguido derrotar definitivamente a ETA". El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, respondió con esta y otras muchas muestras de contundencia a la diputada de Eusko Alkartasuna (EA), Begoña Lasagabaster, que le interpeló ayer en el Congreso, para intentar, al menos "una reflexión" en esta legislatura sobre la dispersión de los presos etarras.

La diputada dijo, desde el principio, que no se hacía ilusiones sobre la posibilidad de que la interpelación tuviera respuesta afirmativa y lo argumentó, una vez más, con el esfuerzo que supone para las familias, con la necesidad de interpretar su propuesta como un elemento para solucionar, dijo, "el conflicto que tenemos" y con razones jurídicas sobre discriminaciones ilegales que estarían sufriendo los encarcelados de ETA.

El ministro de Justicia, que sustituía al de Interior, del que depende Instituciones Penitenciarias, no concedió ni un milímetro a la posibilidad que Lasagabaster manejaba. Según López Aguilar, la medida se tomó hace 15 años y, además de defender su plena legalidad y constitucional, aseguró que la política de dispersión "ha sido útil para debilitar a ETA, como expresión más señalada de ese mal absoluto con el que venimos bregando tanto tiempo en España, que es el mal del terrorismo".

El ministro se apoyó en el cumplimiento del Pacto Antiterrorista, del que dijo que era la expresión de "una convergencia esencial de las fuerzas políticas con opciones de gobernar en España", es decir, entre PSOE y PP, a iniciativa de los socialistas cuando estaban en la oposición y que compromete "de manera perdurable" a ambos partidos.

López Aguilar le dijo a la diputada que había argumentado con "el dolor y el malestar de las familias de los condenados por terrorismo", que "la primera humanidad y el primer mensaje de valentía" del Gobierno es para las familias de las víctimas "que han perdido a sus familiares y no tienen ninguna oportunidad de volver a recuperarlos por más que recorran kilómetros por carretera: no tendrán una segunda oportunidad sobre la tierra de abrazar a sus seres queridos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de septiembre de 2004