Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARDIOLOGÍA

El estrés es responsable de la quinta parte de los infartos de miocardio en todo el mundo

El tabaco, los lípidos (colesterol y otros) elevados en sangre y el estrés son los principales factores de riesgo de padecer enfermedad coronaria (la principal causa de infarto de miocardio) en todo el mundo. En conjunto, nueve factores de riesgo, fácilmente medibles y evitables en buena medida, son responsables del 90% de todos los infartos, según los resultados del estudio Interheart realizado en 52 países y publicados en The Lancet.

El análisis más detallado de los factores psicosociales reveló que el estrés es responsable aproximadamente de la quinta parte de los infartos de miocardio en todo el mundo.

En el estudio, del tipo casos y controles, participaron 15.000 personas que habían sufrido un infarto (el grupo de casos) y otras 15.000 que no lo habían padecido (grupo de control, que sirve para comparar los resultados). Los dos principales riesgos identificados en el estudio fueron el tabaquismo, con un valor de riesgo de 2,9, es decir, que los fumadores tienen un riesgo casi tres veces mayor de sufrir un infarto de miocardio respecto de quienes nunca han fumado), y el aumento de las concentraciones de lípidos, con un valor de riesgo 3,25. Otros factores de riesgo importantes para el infarto fueron los psicosociales como el estrés (valor de riesgo 2,7), la diabetes (2,4), historial familiar de hipertensión (1,9) y obesidad abdominal (1,1). En cambio, tres factores protegían contra el infarto de miocardio: el consumo diario de frutas y verduras (0,7), el ejercicio físico regular (0,86) y el consumo moderado de alcohol (0,91).

"Aunque las prioridades pueden diferir entre regiones geográficas debido a las variaciones en la incidencia de los factores de riesgo y enfermedad y las circunstancias económicas, nuestros resultados indican que los métodos de prevención de las enfermedades coronarias pueden basarse en principios similares en todo el mundo. Por consiguiente, la modificación de los factores de riesgo actualmente conocidos puede prevenir la mayoría de los casos prematuros de infarto de miocardio en todo el mundo", afirma el coordinador del estudio, Salim Yusuf, de la Universidad de McMaster (Canadá).

El estrés psicosocial se evaluó mediante cuatro preguntas sobre el estrés en el trabajo y en el hogar, el estrés económico y los acontecimientos vitales importantes acaecidos en el año anterior. En conjunto, la relación entre estrés y aumento del riesgo de sufrir infarto de miocardio se mantenía en todas las regiones del mundo y en todos los grupos étnicos estudiados, contribuyendo con un 22% de todos los infartos de miocardio del mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 2004