Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad revisa los sistemas contra el fuego de todos los hospitales tras el incendio en Orihuela

El centro de la Vega Baja carecía de alarmas en el sótano, donde surgieron las llamas

Sanidad revisará los sistemas de protección contra el fuego de la treintena de hospitales públicos. El consejero de Sanidad, Vicente Rambla, anunció ayer esta medida tras visitar el hospital de Orihuela, que sufrió un incendio el pasado día 9. El fuego se originó en el sótano, en unas dependencias donde no había detectores de fuego, un problema que había sido detectado en 2001 y que aún no se había resuelto. A falta de un quirófano que entrará en funcionamiento mañana, el hospital, con sus 350 camas, volvió ayer a la normalidad, según el consejero.

Vicente Rambla señaló ayer en Orihuela que muchos de los 900 centros sanitarios de la Comunidad Valenciana se construyeron hace años por lo que "tienen diferentes grados de protección" frente a eventuales incidentes. Instalar en los antiguos hospitales la normativa contra incendios que se aplica en los de nueva construcción requeriría "reformas integrales en el edificio que no son viables", informa Efe. Por ello, consideró que no tendrá los mismos medios en materia de prevención de incendios el centro hospitalario de Torrevieja, que se inaugurará dentro de un año, que "la parte antigua del Hospital de Orihuela, o el de La Fe, o el Clínico o el General de Castellón, que son más antiguos". "Lo que hacemos es adaptar nuestros medios a las posibilidades del centro", añadió. En todo caso, el consejero aseguró que el hospital de la Vega Baja cuenta con todas las medidas necesarias desde el punto de vista de autoprotección de incendios, lo que "se demostró" el día del incendio.

Sin embargo, en una visita al hospital celebrada la semana pasada, el director general de Asistencia Sanitaria, Melchor Hoyos admitió que el almacén en el que se inició el fuego en Orihuela carecía de sistemas de detección de fuego o humo. Esta circunstancia se detectó en una revisión del plan de seguridad del hospital en 2001, pero no se resolvió al considerarse una carencia no prioritaria.

Rambla contestó a las críticas vertidas desde las secciones sindicales del hospital sobre falta de medidas contra el fuego al sostener que estos sistemas "nunca son suficientes y siempre sería deseable" que hubiera más. Además, les acusó de haber generado críticas para "buscar un no sé qué, mientras todos tratábamos en colaborar y poner en funcionamiento el hospital con absoluta rapidez". El sindicaro CC OO estudia llevar a la fiscalía a Sanidad por entender que tendría alguna responsabilidad en las carencias de seguridad que presentaba el centro y que, a su entender, facilitaron la extensión de las llamas.

Rambla comentó ayer que ya están funcionando con normalidad las 350 camas del centro -de las que 60 estaban libres-, las consultas externas, siete quirófanos programados y uno de urgencias -otro entrará en funcionamiento mañana-, además de los laboratorios, el servicio de radiología, ocho de los diez ascensores y la cocina. Además, "en el almacén, los albañiles trabajan para darle una reforma integral". El consejero comentó que esta mejora "se demorará unos días", pero "no interfierirá a la actividad normal del hospital". También afirmó que los pacientes que fueron evacuados a otros hospitales ya están en el centro de la Vega Baja o dados de alta, "a no ser que hayan querido permanecer en el hospital donde fueron trasladados" .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 2004