Gallardón gastó 50 millones de forma "irregular" en 2003, según el PSOE

El PP alega que más de la mitad del dinero es de la 'era Manzano'

El gobierno municipal, dirigido por Alberto Ruiz-Gallardón, gastó el año pasado 50 millones de euros en pagar obras o servicios que se contrataron sin pasar por todos los trámites que exige la normativa. Esos pagos, justificados generalmente por razones de "emergencia" o "imprevistos", fueron denunciados ayer por el PSOE, que los calificó de "irregulares". El PP alega que más de la mitad del dinero se fue en pagar obligaciones contraídas por el anterior alcalde, José María Álvarez del Manzano.

El pleno municipal del próximo martes lleva en su orden del día la aprobación de las cuentas de 2003. Pero la portavoz socialista, Trinidad Jiménez, y la concejal de su grupo Isabel Vilallonga quisieron adelantar ayer uno de los capítulos de ese balance que consideran "escandaloso": el municipio gastó 50.160.000 euros en "reconocimientos extrajudiciales de crédito" y "convalidaciones de gasto". Esta cifra supone el 1,8% del gasto total del Consistorio ese año.

Ambos conceptos se refieren a cuestiones idénticas, pero con un matiz: los dos consisten en pagar a posteriori por una obra o servicio que una empresa ha prestado al Ayuntamiento pero que, en el momento de la contratación, no cumplió todos los trámites legales. Se contrató, por ejemplo, sin los informes técnicos necesarios, o lo contrató alguien sin potestad para hacerlo, o se adjudicó sin contar, en ese momento, con dinero suficiente en el departamento correspondiente. Es decir, se contrató deprisa y corriendo y sin cumplir con todas las garantías.

La diferencia es que los "reconocimientos" son pagos por servicios ordenados en años anteriores -en este caso, en 2002 o antes, y por tanto imputables al gobierno anterior-, mientras que las "convalidaciones" se refieren a obligaciones comprometidas el mismo año en que se pagan, en este caso 2003 -el equipo de Ruiz-Gallardón llegó al Ayuntamiento en junio-.

La Concejalía de Hacienda no cuestionó ayer los datos aportados por el PSOE, pero subrayó que la mayor parte de ese dinero corresponde al equipo anterior. "Los reconocimientos extrajudiciales y las convalidaciones son fórmulas legales, pensadas para momentos de emergencia en los que no se puede perder tiempo -por ejemplo, un muro de un colegio que se cae y hay que apuntalar-, pero es cierto que sólo se debe recurrir a ellos con carácter excepcional. Eso es lo que nosotros queremos lograr a partir de este año", afirmó Mireia Corredor, delegada municipal de Presupuestos.

La socialista Vilallonga replicó que Ruiz-Gallardón "ha hecho suyas" las prácticas de su antecesor y adelantó que su grupo llevará ante el Tribunal de Cuentas estas cifras. "Hay demasiados contratos sospechosos: pagos de tres millones en los que sólo consta una factura, contratos de asesores privados para concejalías que cuentan ya con asesores propios... ¡Si hasta se ha llegado a pagar 70.000 euros para insertar un anuncio sobre la enajenación de una parcela en la revista norteamericana Fortune! ¿Qué pinta ahí un anuncio municipal?", protesta Vilallonga. "Esos gastos no pueden atribuirse a imprevistos o emergencias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de septiembre de 2004.