La nueva estación de metro de Torrent será la cuarta más frecuentada de la red con 150.000 viajeros al mes

Torrent, quinta ciudad en población, cuenta desde ayer con una segunda estación de metro por la que transitarán, según las previsiones de la Consejería de Infraestructuras y Transportes, unos 150.000 viajeros al mes, convirtiéndose así en la cuarta estación de metro más frecuentada de la red de FGV en Valencia. La frecuencia de paso de la nueva estación -la Generalitat ha financiado la prolongación de la línea y el Ayuntamiento de Torrent, el edificio de la estación- será de siete minutos y medio -con ocho entradas y salidas cada hora-, y la conexión con el centro de Valencia se estima en unos 20 minutos. Si la primera estación de Torrent cubría al 26% de la población, la prolongación de la vía hasta la Avinguda del País Valencià atenderá al 75% de los vecinos de esta localidad. El año pasado usaron los servicios de esta línea de metro cerca de 1,4 millones de pasajeros.

La estación, dirigida según el proyecto del arquitecto Vicente González Móstoles, es un espacio acristalado donde destaca un mural, de 600 metros, de la artista Carmen Calvo, con siluetas de personajes en diferentes formatos estampadas en las paredes. A la inauguración asistieron el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el alcalde de Torrent, Josep Bresó. Camps reiteró durante la apertura de esta obra su intención de dotar a cada municipio del área metropolitana de una estación de metro o tranvía. Bresó explicó que el nuevo edificio de la estación albergará además una biblioteca de 1.300 metros cuadrados y una sala de exposiciones. El inmueble cuenta además con espacio para oficinas. Bresó, alcalde de Torrent desde el pasado sábado, mencionó a su antecesor, Jesús Ros, por su dedicación al municipio y agradeció al Gobierno de Camps su apuesta por esta infraestructura, informa Efe. En tono reivindicativo, Bresó reclamó a la Generalitat el soterramiento de las vías del metro a su paso por la ciudad.

El nuevo ramal ferroviario ha costado 23 millones de euros y se ha construido con el sistema de excavación entre pantallas. Su trazado abandona la vía con dirección a Villanueva de Castellón hasta encontrarse con la CV-36 para discurrir en paralelo a la carretera. Luego inicia un recorrido en trinchera que va ganando profundidad hasta llegar a la rotonda donde comienza la zona del túnel.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS