CRISIS EN LA INDUSTRIA NAVAL

Siete trabajadores y dos policías heridos en el paro de los astilleros públicos

Los empleados de las plantas de Izar en la bahía de Cádiz cortan el acceso a la ciudad

La jornada de paro general en los astilleros públicos de Izar de ayer se saldó con siete trabajadores y dos policías heridos durante las protestas en el puente de Carranza de Cádiz, donde se produjeron los enfrentamientos más enconados. En 10 ciudades españolas el paro de dos horas en Izar fue seguido de forma unánime por los trabajadores, que se manifestaron contra el plan propuesto por la SEPI para el futuro de la empresa. Salvo en los astilleros gaditanos, el resto de las movilizaciones se desarrollaron sin incidentes.

Era la primera jornada general de paro convocada por los sindicatos para frenar el plan de la SEPI, que se basa en dos pilares: segregación de los astilleros militares y entrada de capital privado en los civiles. El plan ha sido rechazado por los sindicatos de la empresa, que hoy se vuelven a reunir con los responsables de la SEPI.

Más información
La SEPI confía en lograr una vía de acuerdo
Bruselas prepara un procedimiento de infracción por unos créditos fiscales
El sitio de Cádiz
Los sindicatos convocan tres jornadas de huelga en Izar tras fracasar la reunión con la SEPI

En el puente de Carranza, que da acceso a la ciudad de Cádiz, confluyeron los trabajadoes de las tres factorías de la bahía gaditana: Puerto Real, San Fernando y Cádiz. El puente fue cortado desde las ocho de la mañana hasta el mediodía. La protesta provocó el aislamiento de la capital por carretera y vía férrea durante todo ese periodo. Como consecuencia de los enfrentamientos entre trabajadores y policías, dos miembros de las fuerzas de seguridad fueron trasladados en ambulancia al hospital Puerta del Mar de Cádiz por las heridas que les produjeron los tornillos y las bolas de acero que lanzaban los manifestantes, mientras siete trabajadores debieron ser atendidos de las heridas leves producidas con la policía, que utilizó gases lacrimógenos y pelotas de goma.

En Sevilla, más de 1.000 trabajadores marcharon hasta el palacio de San Telmo, sede de la presidencia de la Junta, sin que se registraran incidentes importantes, aunque se cortó la carretera de la esclusa al puerto desde las 9.30 hasta mediodía.

En Galicia, los cerca de 3.000 trabajadores de Ferrol y los cerca de 1.000 de Fene recorrieron las calles de la primera de estas poblaciones. En Gijón, unos 200 trabajadores quemaron una barricada hecha con neumáticos para luego concentrarse en la plaza Mayor sin que se produjeran incidentes. En Sestao, los trabajadores marcharon desde la factoría hasta el centro de la ciudad reclamando un futuro para la empresa, a la que consideran competitiva. En Cartagena, la práctica totalidad de la plantilla de 1.300 trabajadores se concentró ante el astillero durante dos horas, mientras que en Manises (Valencia) se manifestaron unos 300 trabajadores.

Por otra parte, ayer los grupos del PP, IU y PA registraron en el Parlamento una iniciativa conjunta para que se celebre un pleno sobre los astilleros. En el debate de hoy en el Parlamento se producirán cuatro preguntas de los diferentes grupos al Gobierno sobre la crisis de astilleros.

Ayer también se produjeron reacciones por parte del PSOE. En primer lugar, la secretaria de Política Económica, Inmaculada Rodríguez-Piñero, afirmó que "si el Gobierno de Rodríguez Zapatero actuara como actuó el PP con los astilleros de Izar, éstos entrarían en una quiebra irreversible". Por su parte, el secretario de Política Económica del PSOE, Alfonso Perales, aseguró ayer que el Gobierno no adoptará ninguna medida para solucionar la situación de astilleros de Izar que no haya sido previamente consensuada con los sindicatos y recalcó que "todas las mesas de negociación siguen abiertas". Perales, asimismo, pidió al PP que abandone su empeño de "convertir un conflicto laboral en social y ciudadano".

Trabajadores de los astilleros de Izar en Puerto Real, durante la protesta en el puente de Carranza en Cádiz, donde se enfrentaron con la policía.
Trabajadores de los astilleros de Izar en Puerto Real, durante la protesta en el puente de Carranza en Cádiz, donde se enfrentaron con la policía.EDUARDO RUIZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS