_
_
_
_

Condenados en Zimbabue los golpistas contra Obiang

Simon Mann, ex oficial de las fuerzas especiales británicas SAS y líder del grupo de 67 supuestos mercenarios que han sido acusados de una intentona golpista en Guinea Ecuatorial, fue condenado por la justicia de Zimbabue a siete años en prisión. El resto de los hombres, que fueron detenidos el 10 de marzo pasado cuando hicieron una escala en Harare, la capital de Zimbabue, para obtener armas, fueron condenados a un año por haber roto leyes de emigración mientras que los dos pilotos recibieron una pena de 16 meses.

Los hombres en todo momento negaron estar involucrados en un plan para derrocar al Gobierno al dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, y poner en su lugar al opositor en el exilio Severo Moto, que vive en el exilio en España.

Más información
Guinea acusa a España en la ONU de apoyar una invasión para derrocar a Obiang

Cuando el juez Mishrod Guvamombe emitió su sentencia dentro de la prisión de alta seguridad Chikurubi, los familiares presentes irrumpieron en llanto. Estaban seguros de que de saldrían en libertad. Hace un par de semanas, dos surafricanos del grupo fueron dejados en libertad.

Mann recibió una pena mayor de la esperada porque, según dijo el magistrado, "fue capturado cuando intentaba sacar las armas del país" y era el cerebro detrás de toda la transacción. Agregó que las penas reflejaban el hecho de que la transacción había sido "bien planeada y bien ejecutada", pero que se trataba de sentencias "moderadas".

La Corte ordenó también que el Boeing 727, valorado en tres millones de dólares, más los 180.000 dólares encontrados en su interior, fueran puestos a disposición del Gobierno de Zimbabue.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_