_
_
_
_

Las alarmas contra incendios fallaron en el hospital de Orihuela

Los trabajadores del hospital de Orihuela (Alicante), en el que se produjo el pasado jueves un incendio que obligó a evacuar a 231 pacientes, dos de los cuales murieron durante el desalojo, aseguran que las alarmas no funcionaron. Una empleada administrativa que trabaja en el almacén donde se originó el fuego fue la primera persona que dio la voz de alarma. Al advertir el reflejo de las llamas en un cristal y percibir el humo abandonó el departamento y alertó al personal. La mujer no escuchó el sonido de la alarma. Otros trabajadores consultados tampoco oyeron el sistema antiincendio.

El sindicato CC OO ya reclamó a Sanidad el traslado del almacén del área de hospitalización para reducir el riesgo de incendios. Sin embargo, el consejero de Sanidad de la Generalitat Valenciana, Vicente Rambla, recalcó durante su primera comparecencia que los sistemas de alarma y antiincendios "funcionaron correctamente".

Ayer, sólo 41 pacientes continuaban ingresados en el hospital. Un juez ha abierto diligencias sobre el fallecimiento durante la evacuación de dos ingresados. Salvador Giner, delegado de CC OO, cree que el hecho de que el incendio se produjera durante el cambio de turno del personal y no de madrugada evitó una tragedia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_