Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria prepara un plan para extender Internet y el móvil a todos los municipios

El Gobierno pretende garantizar que los 3.200 pueblos más aislados tengan banda ancha

La banda ancha está de moda. Con el móvil comiéndose el mercado de la voz, los operadores creen que el negocio de la telefonía tradicional pasa por Internet, y para eso necesitan un acceso de calidad. El Gobierno opina lo mismo, pero no quiere que el 10% de la población que vive en zonas rurales y en particular los 1,4 millones de ciudadanos que habitan en los 3.200 municipios más aislados, donde no llegarán esas ofertas comerciales porque no son rentables se queden al margen.

El secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, anunció ayer que su departamento prepara un plan específico para atender esa necesidad. También se mejorarán los servicios de otros municipios con 2,6 millones de habitantes que no están suficientemente atendidos por las ofertas comerciales de las compañías privadas.

Para ello, en la segunda mitad de este mes se convocará a los operadores de telecomunicaciones y a los representantes de las comunidades autónomas para la presentación de un borrador del plan. Tras recibir los comentarios sobre el mismo, se elaborará el texto definitivo que, junto con los informes de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y de la Abogacía del Estado, se remitirá a la Comisión Europea y al Ministerio de Economía.

El proceso se completará a finales de este año, con la aprobación de la correspondiente orden reguladora que dé paso a la publicación del programa de ayudas, y se convocarán concursos para que las empresas interesadas en dar el servicio. Este plan es complementario del que está actualmente en marcha para sustituir las 206.000 líneas de telefonía rural de acceso celular (TRAC) que no disponían de acceso a Internet.

Ros, que participó en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) organizados por la patronal Aetic y la Fundación Telefónica, no quiso precisar la cuantía de las ayudas, pero apuntó que el plan se financiará mediante los Presupuestos Generales del Estado y a través de los fondos FEDER.

En cuanto el plan para mejorar la telefonía móvil, el secretario de Estado fue menos preciso, y se limitó apuntar que se pretende que "aumente razonablemente la cobertura de los servicios a los núcleos de población y áreas de interés insuficientemente cubiertas en la actualidad".

El Ministerio de Industria también está comenzando a diseñar el Plan para el Desarrollo de la Sociedad de la Información y de Convergencia con Europa, cuya aprobación se prevé para el 1 de enero de 2006. Ros dijo que quieren reconducir la amalgama de planes ahora existentes eliminando los que no tengan que ver estrictamente con la sociedad de la información o se consideren insuficientes en atención al esfuerzo inversor realizado.

Traspaso de frecuencias

Ros anunció que el reglamento que se está elaborando sobre el dominio público radioeléctrico flexibilizará el traspaso de frecuencias de telefonía móvil entre operadores, lo que abriría la puerta a que Xfera, el cuarto operador que no tiene actividad comercial, pueda rentabilizar la licencia de telefonía de tercera generación (UMTS) que obtuvo en 2000.

No obstante, el secretario de Estado se mostró cauto sobre este tema y, como en otras ocasiones, se limitó a decir que aunque quieren dar la máxima flexibilidad "hay compromisos adquiridos que hay que respetar".

Por su parte, el presidente de Telefónica de España, Julio Linares, indicó que sólo los operadores con infraestructura propia garantizan una buena oferta de telecomunicaciones, pero que para rentabilizar estas fuertes inversiones se requieren políticas no enfocadas exclusivamente en reducir precios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de septiembre de 2004