Miles de argentinos salen a la calle para protestar por la inseguridad ciudadana

Agencias

Decenas de miles de personas -75.000, según la policía, y 180.000, según los organizadores- se reunieron en la noche del jueves frente al Congreso argentino, en Buenos Aires, para reclamar más seguridad. Es la tercera marcha que el ingeniero textil Juan Carlos Blumberg convoca para exigir a las autoridades argentinas mayores esfuerzos en la lucha contra la delincuencia desde que su hijo Axel, de 23 años, fuera secuestrado y asesinado el pasado 23 de marzo.

Flanqueado por fotografías de su hijo, Blumberg exclamó ante la multitud: "Acá los derechos humanos son para los delincuentes, no para los ciudadanos". Los secuestros, especialmente en la provincia de Buenos Aires, se han multiplicado en los últimos años y la inseguridad, junto al desempleo, se ha convertido en la mayor preocupación de los ciudadanos argentinos.

El ingeniero bonaerense, que encabeza lo que él mismo definió como una "cruzada por nuestros hijos", exigió leyes más duras contra los delincuentes. Blumberg solicitó, entre otras cosas, la creación de una nueva policía, la puesta en marcha de juicios con jurado en los casos de asesinato, violación y secuestro con resultado de muerte. Algunas de las peticiones de Blumberg han tenido un eco positivo en el Parlamento, que ha incrementado en un tercio las penas de prisión para delitos con armas, violaciones y secuestros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de agosto de 2004.

Lo más visto en...

Top 50