Bono presume de que nadie se queja de los soldados españoles

El ministro recuerda las críticas a la mala conducta de otros ejércitos

El ministro de Defensa, José Bono, presidió ayer en la base de la Legión en Viator (Almería) el acto de despedida a los soldados que reforzarán el contingente español en Afganistán. Bono centró su discurso en alabar el comportamiento del Ejército español en sus misiones en el extranjero y en diferenciarse así de los episodios de torturas que han protagonizado soldados norteamericanos en la cárcel iraquí de Abu Ghraib.

"España es de las pocas naciones del mundo [de la] que no ha habido ni una sola queja del comportamiento de sus soldados", dijo el ministro de Defensa, "cuando tantas han abundado de ejércitos de otros países por falta de compostura o mal comportamiento con la población". Bono también resaltó que la misión con la que el Ejército español participa en el despliegue de 7.000 soldados de 33 países para garantizar la seguridad durante las elecciones en Afganistán, que se celebrarán el 9 de octubre, es "una misión honrosa", e hizo alusión a su legitimidad: "Por primera vez ha sido ratificada por el Parlamento, porque así lo ha decidido el Gobierno español".

En el acto de despedida estuvieron presentes 553 soldados, en representación de las distintas unidades de la ASPFOR IX que, con 1.040 efectivos, se integrará en la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán.

Durante su intervención, Bono recordó que los militares, que saldrán de forma escalonada de distintos aeropuertos hacia Afganistán -160 ya han partido-, lo harán para "recoger el testigo del servicio prestado", en alusión a los 1.680 soldados españoles que, en distintos contingentes, han pasado por este país en los últimos dos años como consecuencia de la resolución que adoptó el Consejo de Seguridad de la ONU en 2001. "Vais para recuperar la dignidad y la paz que los grupos terroristas quieren arrebatar", dijo a las tropas Bono, quien anunció su intención de visitar a los soldados españoles en Afganistán.

Los soldados de ASPFOR IX llegarán de forma escalonada a la capital afgana, Kabul, aunque el despliegue de las tropas incluirá también Mazar-i-Sharif y Manás. La próxima salida de militares rumbo a Afganistán tendrá lugar el 1 de septiembre, sobre las 11.40 horas, desde el aeropuerto de Almería. Saldrán entre 240 y 250 soldados en un avión de la compañía Air Europa.

El contingente español lo forman soldados del Ejército de Tierra y del Ejército del Aire. Dentro del Ejército de Tierra, 27 efectivos forman parte de la Unidad de Apoyo y Protección, 500 militares componen el cuerpo de paracaidistas y 68 son soldados de la unidad de helicópteros. Otros 22 forman parte del hospital que se trasladará a Afganistán y habrá 80 militares encargados del apoyo logístico de la operación. El Ejército del Aire estará representado en tierras afganas por 35 soldados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de agosto de 2004.

Lo más visto en...

Top 50