Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad dio 600.000 euros a una ONG de la que Botella había sido vicepresidenta

Tomás Vera, el actual director general de Inmigración, Cooperación al Desarrollo y Voluntariado de la Concejalía de Empleo y Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Madrid, que dirige Ana Botella, subvencionó con más de 600.000 euros a la Fundación Iberoamérica-Europa (Cipie), cuando era director general de Inmigración de la Comunidad de Madrid, según informó ayer la cadena SER. Una de las ayudas más cuantiosas, que fueron entregadas entre 2001 y 2003, fue la adjudicación de un centro de asistencia social al inmigrante por el que la ONG ingresó casi 700.000 euros.

Vera se define como amigo personal del presidente de la fundación, Pablo Izquierdo, ex jefe de prensa de José María Aznar y diputado del PP. El actual director general de Cooperación de la Concejalía de Empleo asegura que las adjudicaciones a Cipie no tuvieron nada que ver con el hecho de que Ana Botella fuese la vicepresidenta de esta fundación hasta 1996. Tampoco tuvo incidencia que Izquierdo fuera diputado del PP hasta la pasada legislatura.

El director general de Cooperación de la Concejalía de Empleo admite, según la SER, haber comido en varias ocasiones con Pablo Izquierdo. Vera mantiene que en esos almuerzos no se hablaba nunca de temas de cooperación, y menos de los proyectos en los que estaban envueltos. Insiste en que en esas comidas se limitaban a tratar la situación política de Málaga, ciudad de la que ambos son originarios: Izquierdo era diputado y presidente del PP en esa provincia.

Ayuntamiento y Comunidad

Según la información facilitada por esta ONG en su página web (www.cipie.org), las únicas entidades locales y regionales que financian sus proyectos son precisamente el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. Es precisamente en la capital donde se centra el 90% de los programas que actualmente desarrolla la fundación.

Esta información sale a la luz seis días después de que se conociera que la concejal de Empleo y Servicios Sociales, Ana Botella, había subvencionado con 300.000 euros tres proyectos de la Fundación Iberoamérica-Europa. Uno de esos proyectos consistió en la construcción de una casa de acogida en Madrid, y los otros dos en Perú, una zona en la que esta ONG desarrolla la mayoría de sus misiones.

Además, según la SER, Izquierdo habría cargado gastos personales en la cuenta de la fundación, algo que la emisora ya apuntó a principios de agosto y que el ex diputado negó al asegurar que nunca había utilizado la entidad en beneficio propio. "Con estas informaciones se pretende destruir el prestigio y la fama de la fundación. Son falsas, no merecen más comentarios y tendrán la respuesta adecuada", señaló el presidente de Cipie en la página web de la ONG.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de agosto de 2004