El Gobierno quiere regularizar a todos los inmigrantes que acrediten un empleo

Rumí anuncia para septiembre un plan de integración de los extranjeros

El Gobierno va a regularizar en los próximos meses a los inmigrantes que entraron de forma clandestina mientras el PP estaba en el Ejecutivo, siempre que demuestren de manera fehaciente que tienen una relación laboral en España. Es decir, si tienen contrato de trabajo. Esta medida está incluida en el plan de integración social de los inmigrantes que la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, quiere poner en marcha a partir de septiembre. El objetivo del Gobierno con la legalización de la situación de los extranjeros que el anterior Gabinete dejó en un limbo jurídico es doble: "Facilitar la integración social de los extranjeros y hacer aflorar toda la economía sumergida que se nutre de estos trabajadores", asegura Rumí. La secretaria de Estado pretende que el PP se sume a un pacto de Estado para la inmigración, para que la política con esta materia no se convierta en objeto de confrontación. España es el país por el que entra el 23% de toda la inmigración clandestina de la Unión Europea.

Por otro lado, cuatro subsaharianos murieron ayer al naufragar la patera con 38 personas a bordo en la que intentaban alcanzar la isla de Fuerteventura, cuando tan sólo se encontraba a seis metros de la playa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS