Salgado afirma que las inmigrantes tienen peor acceso al aborto

Sanidad proyecta dar microcréditos para mejorar la salubridad de bares y restaurantes

La ministra de Sanidad, Elena Salgado, defendió ayer que el Gobierno retrase hasta 2006 la ampliación de los casos en que se puede abortar porque "todavía queda mucho por hacer para corregir las inequidades de la actual ley". En declaraciones a la cadena SER, la ministra señaló que las inmigrantes -un grupo en el que se practica un "número importante de abortos"- no tenían las mismas posibilidades que las españolas para interrumpir su embarazo, por lo que "no siempre" se les realizaba "en las mejores condiciones posibles".

Otras causas por las que no todas las mujeres tenían las mismas posibilidades de interrumpir su embarazo con garantías son que la mayoría de los abortos se realiza "en clínicas privadas". Ello puede deberse a "la objeción de conciencia de los médicos", pero también "al retraso en las pruebas" necesarias en la sanidad pública. "La ley actual no es de acceso equitativo, y esta serie de datos deben inducir a la reflexión", apuntó.

Antes de ampliar los supuestos de aborto [el ministerio de Justicia estudia la despenalización si se realiza antes de 12 semanas aunque no se aduzca ningún motivo], Salgado insistió en que había que tener un "debate social" y que quedaban "muchas tareas por hacer". Entre ellas, citó fomentar el empleo de los preservativos, que "todavía no se usan mucho"; establecer una educación sexual real que no incluya al aborto como un método anticonceptivo y facilitar el acceso a la píldora del día siguiente "siempre bajo control médico".

En cualquier caso, la ministra negó que este retraso se deba a la actitud en contra de la Iglesia católica. "Los tiempos políticos no deben separarse de los sociales", explicó.

Seguridad en hostelería

Salgado también presentó ayer una campaña del Ministerio para "mejorar la seguridad alimentaria en bares y restaurantes". La ministra negó que esta iniciativa se deba a que se haya detectado un aumento en las intoxicaciones (entre 1998 y 2001, últimos años con datos consolidados, el Ministerio ha registrado 3.818 brotes, de los que una tercera parte se debieron a salmonela).

Como parte de esta campaña Sanidad está negociando con entidades financieras la posibilidad de que den microcréditos a pequeños establecimientos para ayudarles a modernizar sus instalaciones.

Además se darán cursos de formación a los dueños -sobre todo de los pequeños negocios familiares y de sitios aislados- sobre cómo hacer mejor la compra para evitar el deterioro de los productos, las contaminaciones cruzadas (por contactos de productos distintos o con fechas de caducidad diferentes) o las condiciones de refrigeración.

El objetivo de esta promoción, que tiene como lema Buenos hábitos, buen negocio, es llegar a los 250.000 establecimientos del sector que hay en España. La adhesión a la campaña será voluntaria, y los bares y restaurantes que participen podrán exhibir una acreditación (una pegatina roja) que los acredite.

Salgado pega el distintivo de la campaña sanitaria en una taberna de Madrid.

/ EFE
Salgado pega el distintivo de la campaña sanitaria en una taberna de Madrid. / EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción