Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ministerio de Trabajo autoriza las prejubilaciones en Babcock

La mayoría de los 258 trabajadores afectados se encuentra en Galindo

El Ministerio de Trabajo autorizó ayer el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la empresa Babcock el pasado 22 de julio. El visto bueno al expediente supone la prejubilación de 258 trabajadores de los 750 totales a cambio del compromiso por parte del nuevo propietario de la firma, la austriaca ATB, de poner en marcha un plan industrial que relance la compañía. La mayor parte de las jubilaciones anticipadas, hasta 247, se producirán en la planta de Galindo (Vizcaya). Las 11 restantes serán de trabajadores del centro que hay en Madrid.

Previamente a la decisión del ministerio, el Gobierno vasco ya se había pronunciado en contra de la aprobación del expediente por entender que el grupo ATB no ofrecía garantías suficientes para reflotar Babcock después de extinguir 258 contratos. En su resolución, el ministerio comprende la postura del Ejecutivo de Vitoria porque en el momento en que la empresa le planteó el expediente la documentación era incompleta.

Sin embargo, cuando la dirección de Babcock reformuló el expediente y se lo entregó al ministerio el 22 de julio, los compromisos de relanzar la compañía a través de un plan industrial aparecían más pormenorizados y recogidos en un documento. Es a la vista de estos nuevos elementos, cuando el Ministerio de Trabajo que dirige Jesús Caldera ha dado el visto bueno.

En materia laboral, estos nuevos elementos se resumen en: el compromiso de Babcock de que no se producirán otras extinciones de contrato que no tengan carácter voluntario y que con fecha de 1 de enero de 2005 se procederá a la conversión de los contratos de trabajo temporales de los trabajadores de las áreas de equipos industriales y de válvulas en indefinidos. Por otra parte, ATB garantiza los avales para nuevas contrataciones, transferencia de tecnología y carga de trabajo para el mantenimiento de la actividad en la factoría de Galindo.

Condiciones económicas

Además, el expediente recoge la creación de una comisión de seguimiento que será la encargada de velar por el cumplimiento de los compromisos que ha adquirido la empresa.

Las condiciones económicas ofertadas a los trabajadores que se prejubilarán (nacidos en los años 1950, 1951 y 1952) son: la percepción de una renta garantizada del 76% de la base reguladora, compuesta por salario fijo, salario variable y complementos salariales, con un tope máximo de 32,137,16 euros anuales. Esta renta se revalorizará anualmente con el IPC real de cada año desde 2004 y hasta la edad de jubilación definitiva. Por otro lado, los trabajadores recibirán una cantidad de 92.000 y 74.000 euros en concepto de indemnización por la pérdida ocasionada al jubilarse a los 60 o 61 años.

También se ofrece a los trabajadores la posibilidad de acogerse voluntariamente a bajas incentivadas, con una indemnización de 45 días por año de trabajo sin tope, más 48.000 euros o la misma cantidad de 45 días por año más 42.000 euros y la posibilidad de incorporarse a un programa de formación.

La aprobación del expediente por parte del ministerio generó diferentes reacciones en la dirección de la compañía y los sindicatos de la misma. Mientras que la dirección lo aplaudió al considerar que la reestructuración será el paso previo para que Babcock sea en un futuro próximo "una empresa fuerte, competitiva y viable", las centrales se mostraron más recelosas. La sección sindical de UGT, mayoritaria, considera que el expediente no resuelve la "viabilidad de la empresa" por lo que ha urgido al grupo ATB a cumplir con los compromisos y a poner en marcha la comisión de seguimiento.

CC OO exigió a ATB y a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que ha supervisado la venta de Babcock a ATB, que se retomen de forma "inmediata y sin excusas" las negociaciones con los sindicatos para establecer un plan industrial que de garantías de futuro y empleo.

Hasta el momento, la empresa de bienes de equipo ha conseguido dos pedidos desde que fuera adquirida en enero por ATB. El primero de estos pedidos se produjo en junio para una planta de gasificación en China, por importe de 11,2 millones de euros y con una carga total de 113.000 horas de trabajo. La segunda demanda es del 20 de julio. Se trata de la fabricación de elementos de una planta de gasificación también en China, por un valor de nueve millones de euros, que aportará 84.000 horas de trabajo a la planta de Galindo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de julio de 2004