Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tenso debate sobre piratería con la SGAE en la Campus Party

El responsable de antipiratería de la Sociedad General de Autores (SGAE), Pedro Farré, conversó ayer con los asistentes a la Campus Party -que reúne en Valencia a 4.500 internautas- sobre piratería y derechos de autor en un debate cargado de tensión que no pasó a mayores. Farré fue recibido en el Auditorio del Museo Príncipe Felipe por cerca de un millar de internautas, buena parte de los cuales portaban carteles, camisetas y ordenadores portátiles con mensajes contra el canon que la asociación cobra en concepto de derechos de propiedad intelectual. Una tasa que va desde los 13 céntimos de euro por cada hora de grabación en el caso de los CD vírgenes, a los 70 céntimos en el de los DVD vídeo.

El miembro de la SGAE, que fue abucheado en algunos momentos y aplaudido al empezar y finalizar su intervención, afirmó que sin la protección de los derechos de autor, internet "no tendrá interés" porque desaparecerán los contenidos de calidad. Dio cifras: En 2003 se descargaron en España 180 millones de ficheros MP3 (musicales) y 20 millones de ficheros audiovisuales. Lo que, según Sarré, implicó la quiebra de decenas de pequeñas y medianas empresas y graves pérdidas para los creadores.

Los asistentes, en el turno de preguntas, acusaron a la SGAE de no defender los intereses de los creadores, sino los de los intermediarios; plantearon por qué los consumidores deben pagar el canon al utilizar los soportes digitales para hacer copias de seguridad, permitidas por la ley, o para fines privados, como sucede al guardar en ellos las fotografías hechas con una cámara digital; y se opusieron a la extensión de la tasa a los discos duros, tal y como se ha propuesto desde la SGAE. El gurú del software libre, Marcelo Branco, aseguró que la "revolución tecnológica" permite formas de pago alternativas que hacen innecesario el cobro de cánones generalizados.

A pesar de los nervios, que se tradujeron en algún insulto, la actitud de la mayoría de los internautas fue correcta, y estuvo atemperada por el fundador de la Campus, Francisco Ragageles, que hizo de introductor y distribuyó la palabra. Ragageles y Farré acordaron aumentar la colaboración el próximo año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de julio de 2004