Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA INVESTIGACIÓN DEL 11-M | La comisión parlamentaria

El PSOE quiere que el ministro del Interior sea el último en declarar

El PSOE quiere que el ministro del Interior, José Antonio Alonso, cierre la ronda de comparecencias ante la comisión de investigación del 11-M, incluso si el ex presidente José María Aznar es citado finalmente. Los socialistas no quieren que, en ningún caso, sea Aznar quien diga la última palabra y consideran que ésta corresponde a Alonso, como responsable de explicar las medidas adoptadas por el Gobierno para combatir el terrorismo islamista y prevenir nuevos atentados.

La comisión se reunirá hoy tras escuchar los testimonios del ex director general de la Policía, Agustín Díaz de Mera, y su sucesor, Víctor Hidalgo, para decidir a quién llama la próxima semana. La mayoría de los grupos son partidarios de concluir las comparecencias antes del 31 de julio, aunque el PP pretende prolongarlas la primera semana de agosto y ERC continuar en septiembre.

Las comparecencias de la próxima semana se iniciarán el lunes y se prolongarán hasta el jueves o viernes, con una interrupción el martes por la mañana, ya que los portavoces de los grupos están invitados a la entrega de condecoraciones a las víctimas del 11-M.

Comparecencia de Aznar

El eje del debate sigue siendo la comparecencia de Aznar. El PSOE se opone, pues cree que el ex presidente quiere "romper la comisión" y que su reconocimiento de que guarda papeles del CNI es una amenaza y una provocación. El PP, aunque insiste públicamente en que no tiene inconveniente en que acuda Aznar, tampoco lo desea, ya que lo considera "fuera de control". El problema para los grupos mayoritarios es la insistencia de todos los demás partidos en que la comisión quedaría "coja" sin el testimonio del ex jefe del Gobierno.

La mayoría de la comisión está de acuerdo, salvo cambios de última hora, en no llamar a los periodistas, reclamados por ERC y el Grupo Mixto, ni a los confidentes, en los que insiste el PP. El PSOE estaría dispuesto a suplir esta última ausencia con el agente de la Guardia Civil Víctor, al que informaba el marroquí Rafá Zouhier.

Hay unanimidad en citar a los ex ministros de Interior, Ángel Acebes, y Asuntos Exteriores, Ana Palacio. El PSOE duda de la conveniencia de llamar al ex ministro Portavoz, Eduardo Zaplana, y al diputado socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, ya que ambos son ahora los portavoces de sus respectivos grupos en el Congreso y su comparecencia se convertiría en un choque entre los dos partidos. Si no acudiera Zaplana, sería llamado el ex secretario de Estado de Comunicación Alfredo Timermans, quien presionó al entonces director del CNI Jorge Dezcallar para que desmintiera a la Cadena SER en la jornada de reflexión electoral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de julio de 2004