Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento recoge a 10 niños que mendigaban por las calles

La Policía Municipal de Madrid ha puesto bajo protección judicial a diez menores de edad, todos ellos de nacionalidad rumana, por ejercer la mendicidad callejera, según informó ayer el Ayuntamiento de la capital. Estas actuaciones, que tuvieron lugar en cuatro operaciones desarrolladas la semana pasada, contaron con la colaboración, según explica el Consistorio madrileño, de los agentes tutores de los distritos de Chamberí, Tetuán, Retiro, Moratalaz y Salamanca, entre cuyas competencias figura la prevención y lucha contra la mendicidad infantil.

El dispositivo policial y social puesto en marcha se saldó con la localización de una mujer mayor de edad y 10 menores, entre los que se encontraban un bebé de 28 días y otro de solamente de 12 meses de vida.

Una unidad del Samur-Protección Civil y otra Samur Social -cuerpo de reciente creación- colaboraron con la Policía Municipal con el fin de garantizar la mejor asistencia posible a todos los niños y jóvenes recogidos de las calles. Los policías municipales pusieron a disposición del Tribunal Superior de Justicia de Madrid los expedientes abiertos de protección al menor realizados por los municipales.

Pedir con un bebé

La primera acción policial tuvo lugar en la confluencia del paseo de la Castellana con la calle de Raimundo Fernández Villaverde, donde una mujer mayor de edad mendigaba con su hija de 12 meses en la puerta de un establecimiento comercial. La madre fue puesta a disposición judicial, mientras que la menor fue recogida por su padre, que la trasladó al domicilio familiar.

En el mismo lugar, la Policía Municipal descubrió a una joven de 14 años que ejercía la mendicidad con su hijo recién nacido. Un facultativo del Samur reconoció a la madre y al niño, que se encontraban en perfecto estado de salud, mientras que los integrantes de una unidad del Samur Social se interesaron por las necesidades que planteaba la madre.

Otra de las actuaciones se produjo en la confluencia de la calle de Pedro de Valdivia con el paseo de la Castellana, donde se localizó a cuatro menores de entre 11 y 17 años que ejercían la mendicidad en los semáforos sin la presencia de adultos.

La menor de 17 años estaba, además, embarazada y fue trasladada a su domicilio familiar, mientras que los tres menores restantes fueron ingresados en un centro de acogida.

Por último, los agentes descubrieron a otros dos hermanos de 11 y 12 años que pedían limosna a los conductores que se detenían en un semáforo del paseo de la Castellana. Los agentes avisaron al padre de los menores, que se hizo cargo de ellos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de julio de 2004