Reportaje:EXCURSIONES | Bajo Andarax

Piedras con 5.000 años de historia

El yacimiento arqueológico de Los Millares se levantó hace más de cuatro milenios junto al río Andarax cuando era navegable

A primera vista ninguno llama la atención. Los pequeños pueblos de Huércal de Almería, Viator, Pechina, Benahadux, Rioja, Gádor y Santa Fe de Mondújar que conforman la comarca del Bajo Andarax atesoran, en silencio, un pasado esplendoroso venido a menos con el devenir de los siglos. Lejos queda ya el pasado de Pechina como el puerto almeriense que albergó una vez a marineros españoles, musulmanes y mozárabes, árabes y bereberes como lugar de refugio allá por el siglo XI. También pasa desapercibida la fructífera agricultura de cítricos de antaño en torno al río y cuyo máximo apogeo se vivió a mitad del siglo pasado. Esta huerta, que vive ahora los estertores de su esplendor, lucha ya impotente contra la omnipresencia de los invernaderos que han llegado a la ribera del río.

A pesar de todo, el Bajo Andarax imanta al visitante con una luz inédita que destella mil y un reflejos entre el valle del Andarax y las escarpadas montañas de las sierras de Gádor y Alhamilla, que limitan con el mismo desierto. Visitar los siete pueblos en una sola jornada implica una apretada agenda. Benahadux, equidistante entre todos, sirve de punto de partida. En el recorrido hacia el yacimiento prehistórico de Los Millares, en Santa Fe de Mondújar, una parada en el museo de réplicas de Benahadux puede servir para calentar motores sobre la cultura argárica y la de Los Millares, con todas las técnicas empleadas en la confección de enseres y armas hace 5.000 años.

Pocos viajeros conocen que para visitar el museo -casi siempre cerrado- basta con ir al ayuntamiento y dar aviso. En dirección hacia Santa Fe y justo a 1,5 kilómetros del municipio aparece el más importante de los yacimientos europeos de la Edad del Cobre, en una meseta en forma de espolón entre el río Andarax y la rambla de Huéchar. A la pareja salmantina formada por José María Martínez (55 años) y Adelina Gallego (42) no les ha costado trabajo localizar el yacimiento. Era una visita ansiada que incluso les ha supuesto dos viajes a la comarca desde Aguadulce, donde pasan unos días de descanso. "Vinimos el lunes pero estaba cerrado. Y como nos fascina tanto hemos decidido venir a verlo hoy. A mí me encanta todo esto. Es un paisaje precioso con un contraste de la vegetación de la huerta y las montañas tan agrestes. Es realmente bonito", describe Adelina.

Es fácil que la visita a Los Millares se prolongue hora y media. Su extenso poblado estaba protegido por cuatro líneas de murallas y una decena de fortines avanzados de los que quedan importantes restos. Los hombres de Los Millares (2700-1800 a.C.) contaban entonces con un río navegable y con un medio físico menos árido que el actual, con campos fértiles para el cultivo y abundante caza. Acabada la visita es recomendable echar una ojeada al puente de ferrocarril de la línea Linares-Almería sobre el caserío de Santa Fe de Mondújar, de finales del siglo XIX y convertido hoy en acceso por carretera para el pueblo. También merece la pena la torre nazarí de los siglos XIII-XV a la entrada del pueblo. Al deshacer el camino la parada en Gádor debe incluir la iglesia parroquial de la Virgen del Rosario, un magnífico ejemplo neoclásico con pervivencias barrocas de finales del siglo XVII.

Termas árabes

- Dónde. Se sigue la A 92 desde Almería hasta su salida a Benahadux. De allí se toma la carretera C 332 en dirección Gádor y Alhama. Dejamos Gádor a mano derecha y continuamos trayecto hasta divisar la señalización hacia Santa Fe de Mondújar. Hay señales hasta el yacimiento sin entrar al pueblo. Existe un centro de información con guías para grupos numerosos. (677 90 34 04 y 670 94 59 76).

- Qué ver. Pechina cuenta con un balneario milenario en Sierra Alhamilla. Su fuente termal era ya conocida por los fenicios y, posteriormente, por los romanos. Su época de esplendor tuvo lugar con los árabes. La historia moderna del balneario comienza cuando el obispo de Almería Claudio San y Torres reconstruye sobre las ruinas árabes y romanas del edificio el actual Balneario de Sierra Alhamilla en 1777. Se trata de un manantial de 600 litros por minuto cuya temperatura se ha ido elevando tras cada reajuste geológico en los últimos siglos, hasta llegar a los 58º C actuales. (950 31 74 13).

- Senderos alternativos. A la altura de Gádor arranca uno de los tramos del sendero GR 140 que parte de La Alpujarra (en Laujar de Andarax) y llega hasta Cabo de Gata. Una ruta circular sale del mismo pueblo y recorre algunas antiguas minas de plomo. Las cumbres de la zona superan los 2.000 m de altura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de julio de 2004.