Los asistentes a domicilio protestan por los recortes del servicio en Bilbao

Trabajadores, sindicatos y usuarios del Servicio de Asistencia a Domicilio (SAD) llevaron ayer ante el Ayuntamiento de Bilbao su protesta contra la reestructuración aplicada desde hace un mes por el equipo de gobierno, que pretende prestar los mismos servicios abaratando su coste. Con el fin de atender las nuevas solicitudes, el número de horas de ayuda a los usuarios ha sido reducido en 30.000.

"Apostamos porque se llegue a todos los usuarios, incluso a los que están en la lista de espera, pero no a costa de que se descuide a los que ya contaban con el servicio", manifestó Ana Fernández, portavoz del sindicato USO. Los trabajadores piensan seguir manifestándose y no descartan realizar un paro.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS