Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía busca a otra persona relacionada con el asesinato en una cafetería de Sevilla

La Asociación Bermejales 2000 convoca para hoy una manifestación contra la inseguridad

La Policía busca a un tercer implicado en el asesinato de una persona en una cafetería del barrio sevillano de Los Bermejales el martes. Ya ha detenido a dos hombres: el autor del disparo que acabó con la vida de Francisco I. S. tras una discusión; y uno de los amigos del fallecido. Fuentes policiales han descartado que la causa del suceso fuera un ajuste de cuentas, "ya que la deuda por asuntos de droga estaba zanjada". La Asociación de Vecinos Bermejales 2000 ha convocado hoy a las 21.00 una manifestación para protestar por la inseguridad ciudadana en la zona.

Alrededor de la diez de la noche del pasado martes, tres personas de etnia gitana acudieron a la cafetería La Victoria de la avenida de Europa, en el barrio de Los Bermejales de Sevilla. Descendieron de un coche Opel Vectra color gris y caminaron hasta la puerta del bar. Allí, según el relato de la policía, el hermano del dueño de la cafetería les impidió el acceso, entabló una discusión con ellos y fue golpeado. Las tres personas portaban, al menos, un cuchillo y una manivela de un gato.

Juan Pablo B., de 46 años y dueño de La Victoria, vio como golpeaban a su hermano y, cuando las tres personas entraron en el local, cogió una escopeta de caza. Ya en la calle, Francisco I. S., de 32 años, sólo caminó unos 20 metros y recibió un disparo en la espalda, que le provocó la muerte allí mismo. Las otras dos personas que acompañaban al fallecido huyeron en el automóvil.

La policía detuvo en la noche del martes al dueño del bar y a uno de los acompañantes de la víctima, Ismael A. M. de 31 años. Ambos permanecían ayer por la noche en las dependencias de la Policía Nacional. Se espera que pasen a disposición judicial en las próximas horas. Los agentes continúan con la investigación y buscan al tercer compañero de la víctima.

Tras el incidente, el dueño de la cafetería tuvo que permanecer varias horas custodiado por la policía en el interior del establecimiento. Algunos familiares y amigos de la víctima acudieron hasta el lugar del suceso y amenazaron al detenido. Varias dotaciones de la Policía Local y agentes antidisturbios acudieron a la zona como refuerzo para prevenir que se produjeran mayores incidentes.

En un principio, se barajó la hipótesis de que se tratase de un ajuste de cuentas. Pero la policía lo descartó ayer ya que, aunque existía una deuda por asuntos de droga, "estaba zanjada". Al parecer, y siempre según fuentes del Cuerpo Nacional de Policía, existió una discusión telefónica previa entre la hija del dueño del establecimiento, quien tenía la deuda, y una de las tres personas que acudieron a la cafetería.

Según informó Efe, la Asociación de Vecinos Bermejales 2000 ha convocado una manifestación para protestar contra la inseguridad ciudadana. La concentración será hoy a las 21.00, en el parque de la avenida de Europa.

La presidenta de Bermejales 2000, Concepción Rivas, achacó el suceso del martes a la concentración en el barrio de chabolistas realojados en pisos de protección oficial: "era previsible y nos lo temíamos". Rivas relató que, tras el asesinato de la noche del martes, el barrio "parecía las 3.000 Viviendas, con amenazas de muerte y valentonadas de chavalillos de ocho años diciendo que iban a matar a los payos".

La presidenta de Bermejales 2000 ha solicitado una entrevista con el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, para expresarle su "temor e indignación" por los hechos ocurridos. En su opinión, la política social en el barrio "está mal enfocada y es una utopía, porque no ha habido ni un solo caso de integración real y efectiva". Rivas pidió que "las cargas sociales se repartan entre toda Sevilla". Según afirmó, los vecinos del barrio están "indignados y preocupados" por los proyectos que está desarrollando el Ayuntamiento de Sevilla en la zona. Rivas citó como ejemplos la Central Térmica, la Gran Mezquita y los proyectos de viviendas sociales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de julio de 2004