Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy acusa a Zapatero de enviar tropas "de tapadillo y por mala conciencia"

"De tapadillo", "por mala conciencia" y "con falta de dignidad". Ésas son, según Mariano Rajoy, líder del PP, las características del envío de tropas españolas a Afganistán que el Ejecutivo socialista aprobó ayer. Recordó que él preguntó en la campaña electoral europea -"porque todo se acaba sabiendo"- y que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "no contestó" porque "le faltó dignidad" para explicarlo. "¡Quién le iba a decir al señor presidente que iba a estar persiguiendo al señor [George] Bush en Estambul para hacerse una foto, que iba a recomendar a los demás países de la ONU que envíen tropas a Irak, y que iba a enviar soldados españoles a Afganistán de tapadillo!", exclamó Rajoy en una rueda de prensa en la que hizo balance del primer periodo de sesiones del Ejecutivo.

La política exterior del Gobierno fue -junto a la política económica, elaborada "a salto de mata" y "con cambio de cromos con los nacionalistas"- la que aglutinó mayores críticas de Rajoy. Afirmó que Zapatero ofreció un "espectáculo grotesco" en la cumbre de la OTAN: "Se fugó y abandonó a 27 jefes de Estado y de Gobierno para reunirse con el señor [José] Blanco". Y que su actitud allí, como antes en Bruselas, fue "hacer lo que manda [Jacques] Chirac". Por ejemplo, destacó que sólo Chirac se opuso a enviar tropas de actuación rápida a Kabul, y "Zapatero, detrás". Como fue "detrás", según Rajoy, en su "cesión, a cambio de nada" de los votos que tenía España para la nueva Constitución europea. Rajoy enarboló un teletipo para burlarse de que el canciller alemán, Gerhard Schröder, agradecía el "talante" de Zapatero en esa cesión de votos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de julio de 2004