Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El endeudamiento de las familias se elevó en 2003 al 90% de sus rentas

El Banco de España cifró ayer el endeudamiento de las familias españolas en el 90% de su renta bruta disponible al finalizar 2003, dos veces por encima de los niveles de mediados de los noventa. En el último Boletín Económico, la entidad muestra también una trayectoria ascendente, aunque más moderada, de la carga financiera asociada, al pasar del 11% de la renta al 12,9%, por la caída de los tipos de interés y el alargamiento de los plazos a los que se han concedido los préstamos hipotecarios.

El análisis añade que el impacto que tendría un encarecimiento del precio del dinero sobre el consumo y la inversión residencial sería mayor en ésta, en la medida que el número de individuos que estarían en condiciones de absorber el cambio sin modificar sustancialmente su patrón de gasto sería más reducido. Además, la publicación del organismo supervisor bancario aporta los datos del Panel de Hogares Europeos de la Unión Europea (PHOGUE) del periodo 1994-2000, que revelan que la financiación destinada a la compra de viviendas supone casi un 70% de sus pasivos.

Un dato que sobresale del análisis que hace el PHOGUE es que una de cada cuatro unidad familiar endeudada y perteneciente al estrato de población con menores ingresos -equivalente a menos del 1% del total de las familias y al 3% de las endeudadas- dedicaba alrededor del 80% de sus rentas a tal fin. Además, un 10% de los hogares endeudados destinaba menos de un 10% de su renta al pago de las cuotas asociadas al préstamo, mientras que para otro 10%, absorbían más del 40% de sus ingresos, es decir unas diez veces más que el dato agregado del sector. Asimismo, esta estadística refleja la reducción de la riqueza relativa del conjunto de los hogares endeudados, al tiempo que su nivel relativo de ingresos puede haberse mantenido estable.

Aumentan los créditos

Añadido a esto, el Banco de España informó ayer que los créditos vivienda crecieron un 22,4 % en abril respecto de igual mes de 2003, aunque cayó tres décimas frente a marzo. El crédito al conjunto de los hogares y entidades sin ánimo de lucro se aceleró el 19,5% (cayó una décima frente a marzo), y se situó en 467.600 millones. De esa cantidad, la mayor parte, 325.500 millones, eran préstamos hipotecarios y el resto créditos para consumo, cuyo importe aumentó un 13,3%, tres décimas más que en marzo.

Por último, el Instituto Nacional de Estadística (INE) informó ayer que el 10% de los trabajadores por cuenta ajena con mayor retribución acumula el 27,6% de la masa salarial global. El salario medio bruto por trabajador se situó en 19.808,06 euros en 2002, correspondiendo 22.174,08 euros a los empleados varones y 15.775,07 euros a las mujeres, lo que sitúa el salario promedio anual femenino un 71,1% por debajo del masculino, según recoge la Encuesta de Estructura Salarial de 2002 del INE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de julio de 2004