Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar atribuyó "especial trascendencia" a la inexistente relación

El ex presidente del Gobierno José María Aznar atribuyó "especial trascendencia" a las relaciones entre Sadam Husein y la organización terrorista Al Qaeda ante el Pleno del Congreso de los Diputados, en la sesión del 5 de febrero de 2003.

Se trata de la primera comparecencia de Aznar para informar, según el texto oficial, "de la posición del Gobierno ante la crisis que enfrenta a la comunidad internacional con Irak".

- Sadam-Al Qaeda

"Caso aparte, por su especial trascendencia, lo constituyen las relaciones de Sadam Husein con Al Qaeda. Abú Musa al Zarkawi es el responsable de Al Qaeda encargado de desarrollar sustancias tóxicas para envenenamientos masivos. Este terrorista huyó de Afganistán tras la caída del régimen talibán, fue cobijado en Bagdad, y allí vivió varios meses hasta que se perdió su pista. Algunos de sus colaboradores han sido detenidos recientemente en el Reino Unido y en España. El problema, señorías, nos afecta y de cerca".

En aquella ocasión el presidente del Gobierno concluyó su intervención afirmando: "A los españoles hay que decirles las cosas con claridad y manifestar, sin complejos ni dudas, que nuestro país tiene principios, valores, posiciones e intereses".

- Vínculos terroristas

El mismo día afirmó ante el Pleno: "El de Sadam es un régimen de terror que no ha dudado en emplear armas de destrucción masiva en las guerras que ha promovido contra sus países vecinos y contra su propio pueblo. Existen vínculos con grupos terroristas como Abú Nidal, la organización de Muyahidines Khalq, el grupo Ansar el Islam o la facción de Abú Abbas. También es sabido con qué generosidad recompensa a los terroristas suicidas de Hamás, Como ha dicho certeramente un gobernante europeo, sólo será cuestión de tiempo que las armas de destrucción masiva lleguen a manos terroristas".

- Cobijo al terrorismo

El 11 de septiembre de 2002, contestando a una pregunta del entonces líder de la oposición, José Luis Rodríguez Zapatero, Aznar adelantó, por primera vez en el Congreso, su posición de apoyo a Estados Unidos sobre el conflicto de Irak y, ya entonces, estableció vínculos entre Sadam Husein y el terrorismo: "El régimen iraquí, desde hace tiempo, intenta por todos los medios proveerse de armas de destrucción masiva y ha dado cobijo al terrorismo. España no puede ser ajena a ello, ni tampoco a la lucha de quienes pretenden librar al mundo de ese riesgo. Estaremos siempre con aquellos que, como nosotros y con nosotros, luchan por la causa de la libertad y contra el terrorismo".

- Relación evidente

El 16 de abril de 2003, en Atenas, durante una cumbre europea y tras conocerse la detención del terrorista palestino Abú Abbas, del que todo el mundo sabía que estaba en Irak, Aznar declaró: "Por favor, ¡que digan algo ahora, que digan algo ahora", y explicó que resultaba "evidente" la relación entre Sadam Husein y el terrorismo. "Irak tenía relaciones con organizaciones terroristas" y, en tono enigmático, según señalaba la información, añadió: "Y ahora se van a demostrar muchas cosas".

- El CNI negaba la relación

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) negaba que existiese relación entre el régimen de Irak y Al Qaeda. El 11 de septiembre de 2002, el mismo día que Aznar aseguraba en el Congreso que el régimen iraquí había "dado cobijo al terrorismo", el entonces director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), en un seminario organizado por el Real Instituto Elcano, se mostró muy escéptico respecto a las relaciones entre Irak y Al Qaeda: "No parece muy obvia la relación entre un régimen laico y un grupo que se caracteriza por su fanatismo religioso".

El 4 de septiembre de 2003, Dezcallar compareció ante la llamada Comisión de Secretos Oficiales del Congreso. La información publicada, citando fuentes de la propia comisión, aseguraba que "ante la pregunta de un parlamentario de la oposición Dezcallar aseguró que no tiene constancia de que existieran vinculaciones entre el régimen de Husein y la organización terrorista Al Qaeda".

En aquella comparecencia Dezcallar, según la misma información, "insinuó que los dirigentes de Al Qaeda criticaban abiertamente a Sadam Husein por impío. La dictadura de Irak se apoyaba en el partido único Baaz, laico, incompatible con el extremismo religioso de los secuaces de Bin Laden".

- "Les estoy diciendo la verdad"

Poco antes del ataque a Irak Aznar compareció en algunas cadenas de televisión y siguió sosteniendo la relación entre Irak y el terrorismo: "Puede usted estar seguro, y pueden estar seguras todas las personas que nos ven, que les estoy diciendo la verdad. El régimen iraquí tiene armas de destrucción masiva, tiene vínculos con grupos terroristas y ha demostrado a lo largo de su historia que es una amenaza para todos. Justamente ahí reside la dureza de las responsabilidades que hay que asumir".

El 10 de marzo, en Tele 5, afirmó: "Sadam Husein es un dictador, es un dictador sanguinario; es un dictador que tiene armas de destrucción masiva, es un dictador que tiene relación con grupos terroristas...".

El 21 de abril, tras el ataque a Irak, Aznar declaró: "Estamos descubriendo muchas cosas en Irak, no se ha hecho nada más que empezar y estoy absolutamente convencido de que esas armas [de destrucción masiva] que existen acabarán apareciendo". "Si el mundo puede caer dominado por dictadores, con conexiones terroristas, con armamento de destrucción masiva, el mundo será mucho más peligroso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de junio de 2004