El fiscal pide 22 años de cárcel a dos de los acusados de matar a un mendigo

La sección séptima de la Audiencia de Alicante, con sede en Elche, sentó ayer en el banquillo de los acusados a dos hombres procesados por matar a palos, junto con otros dos menores, a un transeúnte en Callosa del Segura (La Vega Baja), el 2 de septiembre de 2002. Al entrar en la sala, uno de los detenidos intentó agredir a los periodistas gráficos a patadas.

Los dos muchachos ya fueron enjuiciados y condenados, en aplicación de la Ley del Menor, a ochos años de internamiento en un centro de menores. Ayer, durante la vista oral del caso, los dos encausados se declararon inocentes. Ambos manifestaron que cuando llegaron a la escena del crimen, en el parque municipal de la Glorieta en Callosa del Segura, la víctima, un indigente búlgaro de 42 años, se hallaba tendido herido en el suelo. Sin embargo, los menores, que declararon ayer en calidad de testigos, implicaron a ambos en la muerte a palos del indigente. Uno de los muchachos admitió que agarró un palo y agredió al indigente después de que éste le insultara gravemente. El móvil del crimen, según el fiscal, fue el robo.

El fiscal reclama para cada uno de los acusados 22 años por el delito de asesinato. La defensa pide la libre absolución o, alternativamente, una pena por el delito del deber del socorro.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS