La Junta finaliza en Baza el plan contra la plaga de la procesionaria

El delegado provincial de Medio Ambiente de la Junta en Granada, Gerardo Sánchez, anunció ayer la finalización del plan de actuación para acabar con la plaga de la procesionaria en los pinos de alta montaña del Parque Natural Sierra de Baza (Granada) realizado por una comisión de expertos, aunque aseguró que el daño provocado "no es grave", a falta de realizar la próxima semana una valoración más exacta de las posibles pérdidas.

Sánchez señaló que "este año la procesionaria está dando más problemas de los habituales porque febrero fue un mes especialmente cálido que favoreció la transformación de la oruga", por lo que en mayo se instalaron botes con feromonas en los troncos y "se propició la aparición de aves insectívoras, como los herrerillos y los carboneros, que se alimentan de estas orugas". Sánchez explicó que "se trata de medidas más lentas pero menos agresivas" que la utilización de insecticidas de amplio espectro o fumigaciones aéreas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS