Airbus Puerto Real entrega el estabilizador horizontal del avión más grande del mundo

La empresa urge la ampliación de las instalaciones de la factoría para atender la demanda

La tercera pieza del A-380 ya va camino de Burdeos (Francia). El estabilizador horizontal se entregó ayer en la fábrica de Airbus en Puerto Real (Cádiz) y formará parte del avión más grande del mundo. Con una envergadura de más de 30 metros, una anchura de 16 metros y 204 metros cuadrados de superficie total, supera en más del doble a los demás estabilizadores de Airbus. En esta pieza han trabajado durante todo el proceso de fabricación y montaje alrededor de 3.000 personas entre empleados y subcontratados en España.

Por Puerto Real han pasado también otras piezas para su montaje final. Ya se han entregado el timón de dirección y el vientre del avión, además del estabilizador. En el caso de esta última, cada una de sus partes han sido diseñadas en las instalaciones de Villaverde (Madrid), fabricadas en Illescas (Toledo), ensambladas en Getafe (Madrid) y, finalmente, en Cádiz se ha llevado a cabo el montaje final, la instalación de los sistemas hidráulicos, eléctricos, controles de vuelo y pruebas finales.

El estabilizador horizontal es la parte fundamental que necesitan las alas para volar. Manuel Hita, director general de Airbus España, explicó: "Hace el mismo papel que la cola de los pájaros". Hita destacó la importancia de esta pieza, por su tamaño y porque está diseñada con "tecnología puntera".

El viaje de esta pieza continuó ayer hasta Burdeos por mar. Habitualmente, Airbus traslada este tipo de fabricaciones en un avión especial, el Beluga, de 44 metros de envergadura. Debido a las grandes dimensiones del estabilizador, la empresa ha tenido que construir un barco en China para llevar la pieza hasta Burdeos, de donde será trasladada a Toulouse por carretera para el montaje final del avión comercial.

El A-380 tendrá capacidad para 800 pasajeros en el tipo de mayor dimensión y a 555 personas en su modelo estándar. El primer vuelo está previsto para principios de 2005, y que entre en servicio en 2006. De momento ya se han conseguido contratar 129 unidades de este avión. Airbus ha invertido 11.000 millones de euros en la construcción de este modelo, que será rentable a partir de la venta de 250 aviones.

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, asistió a la entrega del estabilizador: "Es la culminación de un largo proceso y de una constante apuesta de la Junta por la potenciación de la actividad aeronáutica en nuestra comunidad". E instó a "realizar el tránsito de empresa auxiliar a empresa colaboradora, con capacidad y tecnología para asumir proyectos de envergadura".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En ese sentido se pronunció Manuel Hita, quien insistió en la necesidad de ampliar las instalaciones portorrealeñas, porque tal y como están ahora no pueden asumir el montaje de todos los aviones que se han pedido porque en la planta no caben varias piezas. Hita, Manuel Chaves y el alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso, apostaron por sentarse a negociar y buscar la mejor solución a la ampliación, ya que la zona donde se ubica Airbus está limitada por el Parque Natural de la Bahía de Cádiz y la vía férrea.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS