Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno rechaza la participación internacional de selecciones autonómicas

El Gobierno de Rodríguez Zapatero mantiene la misma postura que el anterior y rechaza la posibilidad de que las selecciones deportivas autonómicas puedan participar en competiciones internacionales. Begoña Lasagabaster, de Eusko Alkartasuna (EA), formuló ayer una interpelación al Gobierno, que contestó la ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo. La diputada pretendía que las selecciones deportivas de Euskadi, Cataluña y Galicia puedan competir internacionalmente.

El debate se convirtió en un símbolo muy ilustrativo de la nueva situación política. Lasagabaster pidió por enésima vez el reconocimiento internacional para las selecciones y el Gobierno contestó con un no tan rotundo como los que había dado el anterior Ejecutivo, aunque con formas suaves y apelando al diálogo.

Cuando Lasagabaster volvió a la tribuna, tras escuchar la negativa de la ministra, le dijo: "Ustedes tienen la voluntad de llegar a un acuerdo y a mí ese talante me parece muy bien; sin embargo, el talante sin contenido es una cuestión de cortesía que hay que agradecer, pero que no nos lleva a ningún sitio, con todos los respetos". Para completar la expresión de su decepción, le replicó a San Segundo: "Lo que me ha propuesto es que juguemos a las canicas en el patio de nuestra casa".

Lasagabaster había argumentado que no existen objeciones jurídicas para que las selecciones deportivas autonómicas puedan participar en competiciones internacionales y que el admitirlo sería el reconocimiento de un hecho que, según dijo, cuenta con un gran arraigo social y cultural en las comunidades autónomas que lo plantean.

No, pero con diálogo

La ministra le respondió que "el Gobierno confía en la voluntad de diálogo entre todos los grupos, que debería permitir alcanzar acuerdos encaminados a potenciar la actividad deportiva en todas las comunidades autónomas", pero ese diálogo "no puede ignorar cuál es la normativa vigente, tanto la internacional como la nacional".

Luego introdujo elementos políticos y puso por delante la voluntad del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que, según dijo, "ha indicado la conveniencia de que esta situación se mantenga". Eso, añadió, no quiere decir que no existan y que no se apoye a las selecciones autonómicas, pero sin que compitan internacionalmente.

Lasagabaster le replicó que tienen miedo a que un día pueda jugar la selección española de cualquier deporte contra la equivalente de alguna autonomía y le reprochó que la Ley del Deporte de 1990 es una ley ordinaria con menor rango que los Estatutos de autonomía.

La ministra recurrió entonces a un párrafo de una sentencia del Tribunal Constitucional según el cual "la pretendida asunción de representación internacional del deporte por las comunidades autónomas (...) supone la alteración de la competencia estatal en materia de relaciones internacionales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de mayo de 2004