Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oleada de atentados en Colombia ante el 40º aniversario de la guerrilla

La explosión de una maleta en una discoteca deja cinco muertos

Al menos cinco personas murieron y otras 50 resultaron heridas en un atentado al explosionar en una discoteca de Apartado, un pueblo situado unos 500 kilómetros al noroeste de Bogotá, en la región del Caribe colombiano. Una bomba escondida en una maleta estalló, a las once de la noche del sábado, en un céntrico sector donde se concentran la mayor parte de los sitios de diversión de esta población bananera.

No se sabe aún si la bomba de 20 kilos de anfo -un poderoso explosivo- estalló dentro o fuera de la discoteca La Barra Cervecera. Los vecinos de la zona aseguran que los heridos superan el centenar. Algunos de los más graves fueron trasladados a Medellín, la capital del departamento.

"Se presume que los autores fueron las FARC [Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colom-bia]", dijo inmediatamente el alcalde de Apartado, Miguel Baquero. Las autoridades nacionales confirmaron posteriormente la responsabilidad de la guerrilla.

El Departamento de Policía de Antioquia, región a la que pertenece esa localidad, señaló que la maleta bomba fue dejada por varios desconocidos en la barra de la discoteca, que en el momento del atentado se encontraba atiborrada de gente. La policía considera este ataque como uno más de una cadena de atentados que se han presentado en distintas zonas del país en la última semana. El jueves tres bombas estallaron en Medellín la segunda ciudad del país. Una de ellas, colocada cerca del paraninfo de la universidad pública, dejó un saldo de cuatro muertos y más de 20 heridos. Todos eran personas humildes. En una población cercana, San Carlos, un coche bomba mató a tres personas e hirió a otras cuatro.

Las autoridades de Medellín no dudaron en atribuir los hechos a las FARC que, a finales de este mes, cumplen 40 años de lucha armada. Según el secretario de Gobierno de esa ciudad, pese a que la guerrilla ha sufrido en los últimos tiempos el envite de los paramilitares, mantiene en Medellín poder suficiente como para cometer este tipo de actos.

Las autoridades del país están en alerta. Hay temor ante la posibilidad de que el grupo guerrillero quiera conmemorar, los 40 años de la toma de Marquetalia, que se cumplen este jueves y viernes, que dio pie al nacimiento de la guerrilla más numerosa y antigua del país.

El Ejército, en un operativo apoyado por Estados Unidos, trató de acabar con la llamada "república independiente", donde se refugiaba un grupo de autodefensas campesinas al mando del hoy legendario comandante de las FARC Manuel Marulanda Tirofijo.

Ejército y policía están en "alerta de primer grado", preparados para afrontar una escalada terrorista . "Como las FARC están arrinconadas pueden hacer este tipo de actos para demostrar que están vivas", dijo a este periódico una fuente militar. Hay operativos de seguridad especiales en las principales ciudades.

Cuatro décadas después del nacimiento de esta guerrilla, más de 10.000 soldados, en la llamada Operación Patriota, buscan dar un duro golpe a su cúpula que se refugia en las selvas del sur del país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de mayo de 2004