Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:VALENCIA 2007

Impacto ambiental de la nueva bocana del puerto

La Autoridad Portuaria de Valencia ha sometido a información pública el proyecto de canal de acceso a la dársena interior del Puerto de Valencia y su correspondiente estudio de impacto ambiental (EIA). El proyecto a exposición pública contempla la creación de una nueva bocana para el acceso directo a la dársena interior que pueda ser utilizada por los veleros de la Copa del América 2007. De acuerdo con el EIA, las obras producirán varios impactos ambientales negativos severos asociados al fuerte basculamiento de la playa de la Malva-rosa. Estos impactos ambientales, además de graves, son innecesarios ya que existen otras soluciones de bocana con menor impacto ambiental.

El proyecto de nueva bocana tiene tres aspectos muy especiales que lo hacen muy diferente de otros proyectos portuarios. En primer lugar, la nueva bocana se orienta al norte en una costa donde los temporales dominantes son de componente norte y la corriente litoral tiene el sentido norte-sur. En segundo lugar, el puerto quedará con dos bocanas de distinta orientación con un canal de conexión relativamente estrecho. En tercer lugar, la bocana afectará a una de las playas urbanas más valiosas que existen debido a su carácter abierto y a la importancia demográfica y económica del espacio próximo a la playa. Ninguna de estas tres características especiales parece haberse considerado con especial atención en el proyecto de canal de acceso presentado. De todos los problemas que plantea la solución de proyecto propuesta, el basculamiento de la playa de la Malva-rosa es el más evidente. El EIA lo califica de "negativo severo" con avance de orilla de hasta 140 metros y erosión de hasta 20 metros. Este impacto ambiental lo califica de inevitable con la siguiente frase: "cualquier alternativa de orientación de la bocana, por las obras asociadas, induce el basculamiento de la playa de la Malva-rosa en órdenes de magnitud semejantes". El EIA propone como medida compensatoria la realización de un proyecto de alimentación artificial de medio millón de metros cúbicos de arena, como si fuera fácil justificar tal proyecto en una playa no erosiva cuando existen multitud de playas con graves problemas erosivos en nuestro entorno litoral.

De todos los problemas que plantea el proyecto, el basculamiento de la playa de la Malva-rosa es el más evidente

El EIA describe un estudio de alternativas que se centra en tres variantes "bocana norte" muy parecidas respecto de los cuatro impactos ambientales negativos severos identificados en el propio EIA. Las tres alternativas tienen explanadas y canales diferentes pero el morro del dique de abrigo está situado aproximadamente en la misma posición. Esta característica es fundamental, ya que es la posición del morro la que condiciona principalmente el basculamiento de la playa; el basculamiento es tanto mayor cuanto más al norte y más hacia el fondo se construyan las obras de abrigo. Asimismo, el basculamiento puede reducirse cambiando la traza de las obras de abrigo desplazando la nueva bocana hacia el sur, con un dique más corto y un contradique orientado al sureste. De esta forma, se podrían mantener aproximadamente las condiciones de acceso marítimo de la solución propuesta y se podrían reducir o eliminar los cuatro impactos negativos severos asociados al basculamiento de playa y la destrucción del emisario de pluviales del Cabanyal. Por estas y otras razones se han presentado un conjunto de alegaciones destinadas a encontrar una solución mejor para el proyecto de canal de acceso, incluyendo la petición de que se realice un verdadero estudio de alternativas que analice al menos tres alternativas diferentes de la presentada: (1) dique de abrigo con la mitad de longitud y contradique en dirección E20ºS, (2) dique de abrigo muy corto y contradique en dirección SE y (3) canal de acceso excavado en el Recinto Norte de la terminal polivalente. Las ventajas e inconvenientes funcionales y ambientales de cada alternativa son muy diferentes y, por consiguiente, deben ser bien analizadas para que pueda tomarse la decisión mejor para Valencia.

En mi opinión, la alternativa propuesta en el proyecto de canal de acceso y EIA a información pública sólo podría ser razonable si se eleva a categoría de objetivo principal de proyecto la creación de una gran antedársena y un aumento de doscientos mil metros cuadrados de explanadas comerciales junto a la terminal polivalente. Si el objetivo principal del proyecto es crear con el menor impacto ambiental una nueva bocana para el acceso directo a la dársena interior, resulta evidente que existen alternativas mucho mejores que la planteada. La alternativa propuesta tiene un efecto muy negativo sobre la playa que puede y debe ser evitado cambiando la traza de las obras de abrigo dejando en un segundo plano lo que no es objetivo principal del proyecto.

Josep R. Medina es catedrático de Ingeniería e Infraestructura de los Transportes en la Universidad Politécnica de Valencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de mayo de 2004