Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zara abre su tienda 2.000

La marca de Amancio Ortega llega, con su establecimiento en Hong Kong, a los dos millares de puntos de venta y a estar presente en 50 países

1, 2, 3... 2.000 tiendas. Y no será la última. Desde el pequeño establecimiento de la calle Juan Flórez, de A Coruña, abierto en 1975, Zara se ha convertido en todo un imperio mundial del diseño textil, presente en 50 países. Y la tienda número 2.000, la última, se abrió ayer. Inditex, el grupo propietario de Zara que preside Amancio Ortega (considerada la primera fortuna española), escogió la ex colonia británica de Hong Kong (China) para tal efeméride.

"Hong Kong es una plaza comercial muy exigente y con una clientela muy sofisticada, pero pensamos que Zara viene precedida de un gran atractivo como empresa puntera de diseño textil y por eso somos optimistas", afirmó el director general de Inditex Asia, David Konn, durante la inauguración, en la que estuvieron presentes las principales autoridades locales, empresarios y periodistas invitados por la compañía.

La tienda, de 1.000 metros cuadrados, está ubicada en el corazón de la ciudad, en el centro financiero más importante de la zona. Los precios de este nuevo establecimiento son un 70% más caros que los que figuran en las etiquetas de las tiendas en España, aunque no llegan al nivel de Japón, donde es justo el doble que el español.

La apertura de esta tienda se ha gestado durante los dos últimos años y, además del acontecimiento que significa en la historia de Zara, se trata de un paso clave para el grupo, porque servirá de test para su futura expansión en los países de su zona de influencia.

Hong Kong, una ciudad de siete millones de habitantes, es la décima potencia comercial del mundo y la segunda mayor economía de la zona, sólo por detrás de Japón. Las condiciones laborales flexibles y una normativa administrativa muy fácil hacen de esta plaza uno de los objetivos prioritarios de las empresas occidentales que pretenden abordar el gigantesco mercado chino. Antes de 2008, Inditex tomará la decisión de ampliar su presencia a Corea, Taiwán, Filipinas, Tailandia y Australia. Actualmente, Inditex tiene franquicias en Malaisia y Singapur.

La tienda de Zara en Hong Kong comenzará con una plantilla de 50 personas y está situada en el International Finance Center. Se trata de uno de los más importantes centros de negocios y tiendas del mundo, y cuenta con una de las principales áreas comerciales de la ciudad con dos grandes edificios, uno de ellos el segundo más alto del mundo por detrás de las Torres Petronas de Kuala Lumpur en Malaisia, donde Zara ya tiene tienda.

Un mercado especial

Ni David Konn ni los responsables de Inditex desplazados a esta ciudad para la apertura de la tienda quisieron hacer previsiones sobre facturación ni evolución de resultados del nuevo establecimiento. Afirman que es un mercado muy especial en el que nunca han tenido una experiencia comercial, aunque sus estudios de los últimos dos años son muy alentadores.

Inditex obtuvo en 2003 unos ingresos totales de 4.599 millones de euros, con un incremento del 16%, pero solamente del 1% si se mide en términos de superficies comparables. Los beneficios también se resintieron, con un aumento del 2% hasta los 446,4 millones de euros. El año anterior se habían incrementado un 29%. Las acciones de Inditex, que debutaron en Bolsa el 23 de mayo de 2001 con un gran éxito al subir en una sesión en 23,4%, han sufrido tambien los envites de la crisis y en la actualidad cotizan tres euros por encima de su estreno (18 euros).

Inditex mantuvo el pasado año una política de fuertes inversiones (628 millones de euros) para abrir nuevas tiendas. Para el presente año prevé invertir entre 650 y 700 millones de euros.

La elección de Hong Kong para instalar la tienda número 2.000 pone de manifiesto el interés del grupo español en potenciar su presencia en la zona. Inditex ya está presente en cuatro continentes: en Europa, tiene abiertas 1.718 tiendas; en América, 174; en Asia-Pacífico, 18, y en el resto del mundo, 90. Los planes estratégicos de la compañía pasan por reforzar su presencia en Europa hasta 2008 y, posteriormente, ampliar su negocio en el sureste asiático. Sólo queda Oceanía, pero todo se andará.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de mayo de 2004